Mejor-Brasero-Eléctrico

Desde hace un tiempo no concibo un invierno sin el mejor brasero eléctrico. Es tan cómodo y calentito que se ha convertido en mi compañero ideal para vencer las frías temperaturas y poder dormir cómodo. Es ideal hasta para tener una reunión con amigos o familiares, porque mantiene todo bien caliente y cómodo.

También son muy seguros, con sistemas anti incendio, protección contra el sobrecalentamiento e interruptores de fácil acceso.

Los Mejores Braseros Eléctricos

¿Cuál es el mejor brasero eléctrico?

Como siempre, es una decisión bastante personal, ya que lo que funciona para unos, no siempre funciona para otros. Sin embargo, en el caso de los braseros eléctricos, en mi opinión lo ideal es que tengan una potencia hasta los 900 W en caso de que los quieras usar en espacios amplios o para dar calor a varias personas. Los de 400 W hasta 700 W serán de bajo consumo e ideales para un uso individual.

Luego, busca que tenga sistema de seguridad anti incendio, una rejilla fuerte y que evite el contacto con las resistencias y botones protegidos del calor.

1. Brasero eléctrico FM B-900

Fm Calefacción - Brasero FM 400-900W. B-900

Ver precio en Amazon

Comenzamos nuestra comparativa con este modelo de unos 900 W de potencia que mantendrá habitaciones e incluso salas amplias bien calentitas. Ideal también para usar en reuniones con amigos y familiares por su amplia potencia.

Al mismo tiempo, cuenta con un selector de 3 niveles para ajustar el calor y temperatura a partir de la potencia utilizada: 400 W para el primer nivel, 500 W para el segundo y 900 W en el más fuerte. Al mismo tiempo, el interruptor resulta bastante cómodo de utilizar, estando ubicado al borde del brasero. Así tienes un buen acceso al mismo y se evita que se caliente mucho.

Y para los que se preocupan más por el ahorro energético, este modelo está diseñado con el sistema Euro-Heater, el cual aprovecha el 100% de la energía consumida. Otra ventaja es que la cubierta no se calienta, evitando así posibles quemaduras.

Eficiente, potente, durable y con resistencias independientes

 

2. Brasero eléctrico con termostato HJM 22020910

HJM 22020910 Brasero Electrico 400/500/900 W,...

Ver precio en Amazon

Disfruta de la versatilidad de este modelo que te ofrece una potencia total de 900 W repartida en 3 niveles diferentes. Estos te permiten ajustar el aparato a 400 W, 500 W o a la máxima intensidad de 900 W. Con ello podrás moverlo de una habitación a otra independientemente de su tamaño, ya que se adapta a lo que tú le pidas. Incluso, puedes hacer como yo y llevártelo al baño para calentarlo antes de que te tomes un baño por la mañana.

La rejilla, por su parte, es muy segura. Tiene los agujeros justos para que el calor escape sin inconvenientes, pero además son bastante pequeñitos, evitando que algún niño meta sus deditos por accidente o que se caigan objetos pequeños y toquen alguna de sus dos resistencias. A su vez, el acabado rojo ayuda a la seguridad, ya que lo hace más visible, evitando posibles accidentes.

Tiene botón de encendido y apagado


3. Brasero eléctrico Infiniton HBZ-10

BRASERO ELECTRICO INFINITON HBZ-10 900W (2...

Ver precio en Amazon

Este brasero eléctrico viene con dos interruptores para que puedas encender y apagar el aparato cómodamente, pero también para escoger entre sus dos niveles de potencia y así jugar con sus 900 W de potencia máxima. Así lo podrás emplear tanto en espacios amplios como en habitaciones pequeñas, o con muchas personas. Como tú desees.

La rejilla y el sistema interno que evita el sobrecalentamiento ayudan a prevenir de igual forma los incendios, ya que la primera evita que objetos extraños puedan entrar en contacto con las resistencias, mientras que el segundo mantiene la temperatura a un nivel seguro, evitando recalentamientos e incendios.

También me gusta mucho que su diseño es bastante moderno y bien logrado, lo cual hace sentir que es un producto de muy buena relación calidad precio. Además, es fácil de limpiar y fácil de usar, puesto que sus botones se mantienen a temperaturas seguras.

Práctico y bonito


4. Brasero eléctrico Orbegozo LO 7000

Orbegozo LO 7000 Brasero Eléctrico, Óptimo...

Ver precio en Amazon

Es un brasero eléctrico para un uso más sencillo que resulta ideal si buscas un consumo eléctrico muy bajo, si solamente lo necesitas para tu uso individual, e incluso para espacios muy reducidos, por lo que no requieres de una alta capacidad de calefacción. Es que este modelo cuenta con una potencia total de 400 W, la cual correspondería al primer nivel de potencia de la mayoría de braseros eléctricos de gama alta.

Sin embargo, resalta mucho por su diseño conocido como “brasero lorito” que lo hace muy versátil y cómodo. Es que lo puedes apoyar sobre una mesita o utilizar el gancho en la parte superior para colgarlo de algún punto y dar calor desde arriba.

Aparte de esto, cuenta con todas las medidas de seguridad recomendadas, desde una rejilla de alta calidad que evita entrar en contacto con su resistencia blindada hasta interruptor de desconexión.

Ideal para entretiempo y ahorro energético


5. Brasero eléctrico Mave BN

Brasero electrico mave bn 4 posiciones bajo...

Ver precio en Amazon

Algo que me encanta de este modelo es que utiliza calor negro, por lo cual se traduce en un sistema de calefacción de bajo consumo. Aparte de ello, también tiene algo que pocos modelos del mercado ofrecen, que son 4 niveles de potencia diferentes. En este brasero eléctrico tienes un primer nivel de 250W, seguido de 500W, 700W y 900W en la máxima potencia. Por ello, te puede servir perfectamente para calentar el baño antes de ducharte, la habitación antes de dormir o hasta para calentar la sala cuando tengas visitas en casa.

Tiene dos resistencias blindadas mucho más seguras, doble interruptor para escoger los niveles de potencia y un cable de conexión de silicona de 2.5 metros de largo, con lo que rara vez te quedarás con el cable sobre estirado.

Si lo quieres empotrar, te servirá saber que tiene unos 37 cm de diámetro.

Muy versátil y ahorrador


6. Brasero eléctrico Orbegozo BR50

Orbegozo BR50 Brasero Electrico, 900 W,...

Ver precio en Amazon

Si hay algo que destaca en este brasero eléctrico es su diseño. Es que no solo cuenta con un par de agarraderas de plástico a los lados que permiten cogerlo más fácilmente sin quemarte, sino que también tiene un acabado en color rojo super llamativo. Esto hace que sea mucho más fácil verlo y tener el cuidado de no tocarlo y hasta acordarnos de que está encendido.

Aparte de esto, también cuenta con dos resistencias blindadas muy seguras, así como un interruptor único que te permite escoger entre sus dos niveles de potencia: 400 W o 900 W. Por esto mismo resulta super adecuado para usar en mesas camilla para mantener los pies y piernas de tus amigos y familiares bien calentitos, o también para dejar en la habitación o el baño. Su diámetro es de 38 cm y además es ultra plano para ocupar menos espacio.

Se puede usar con carbón


7. Brasero eléctrico Bastilipo BET-950

Bastilipo BET-950 Brasero Anti-Incendios,...

Ver precio en Amazon

Llegamos al brasero eléctrico más potente de nuestra selección. Es capaz de alcanzar los 950 W, que en papel pareciera no ser demasiada diferencia frente a los 900 W de la mayoría de modelos, pero que se siente bastante en la rapidez para calentar y capacidad para mantener una temperatura constante.

Al mismo tiempo, puedes usar su perilla de 4 posiciones para apagarlo y escoger entre sus 3 niveles de potencia de 450, 500 o 950 W de salida total. En mi opinión, el selector resulta muy sencillo y fácil de usar, a diferencia de algunos sistemas de interruptor que tienes que pillarles el truco primero. La longitud del cable es de 3m.

Aparte de esto, la seguridad viene garantizada con un sistema de ventilación interno que baja la temperatura del chasis y ayuda a esparcir aire caliente. También tiene apagado automático si algo cubre el aparato.

Calienta muy bien


¿Qué es un brasero eléctrico y cómo se usa?

Mejor-Brasero-Eléctrico

Si nunca lo habías visto antes, un brasero eléctrico es simplemente un sistema de calefacción que emplea resistencias para crear calor. Están ideados para ocupar poco espacio, por eso la mayoría tiene un diseño circular aplanado y con un diámetro alrededor de los 37 cm. De hecho, muchos están pensados para poner bajo la mesa de camilla y su potencia suele ir de los 400 hasta 900 W.

Para el uso, son muy sencillos. Vienen con uno o dos interruptores para encender y escoger el nivel de potencia, o también con perillas para seleccionar la intensidad. Esto varía bastante de modelo a modelo, aunque lo normal es encontrarse con los interruptores.

Una vez que lo enciendes y escoges la potencia deseada, esperas a que caliente, que generalmente puede ser apenas unos 30 segundos o hasta menos. Luego del uso, simplemente es cuestión de apagarlo, desconectarlo de la corriente y esperar que enfríe antes de guardarlo. No te olvides de este último paso o te arriesgas a quemar algo, o al menos dañarlo con el calor.

Consejos para escoger el mejor brasero eléctrico

Para poder dar con el mejor del mercado, naturalmente necesitarás saber exactamente qué cosas debes buscar y cuáles son esas características y funciones que hacen especial a un brasero eléctrico determinado. Es que es fácil perderse entre tantas opciones y no saber por cuál decidirse.

Así que dale un vistazo a esta sección y no se te escapará ningún detalle:

Potencia

Una de las cosas más importantes antes de comprar un brasero eléctrico es mirar tu potencia, ya que esto te dirá la temperatura que puede alcanzar y también la rapidez con que lo puede hacer. De hecho, también es una medida importante que puede indicar la facilidad que tiene el aparato para mantener una temperatura constante y placentera a través del tiempo.

Naturalmente, un modelo con baja potencia será más barato, pero no podrá calentar tan rápidamente ni a una temperatura tan alta como otros modelos más potentes. Por eso es que para climas un poco más fríos es recomendado un brasero eléctrico de al menos 800W, preferiblemente 900 W. De igual forma, si lo necesitas para calentar una habitación grande o cualquier otro espacio de amplias dimensiones, es importante que tenga una buena potencia. De lo contrario, se quedará corto y muchas zonas quedarán frías.

Algo importante a resaltar en cuanto a la potencia es que los braseros suelen venir con diferentes niveles pensados para que puedas ajustar el calor a tu gusto y a las condiciones de temperatura que estés viviendo en ese momento.

Diseño

Afortunadamente, hoy en día la mayoría de braseros eléctricos que vemos en el mercado son bastante compactos y vienen con diseños perfectos para guardar bajo una mesa y calentar los pies, o incluso para empotrar en mesas y así tener una estación de calefacción bastante cómoda y versátil. Así puedes terminar teniendo un brasero de mesa muy cómodo.

Ahora bien, este diseño y forma compacta no solo te ayudan a ubicarlo en sitios bastante pequeños y sin incomodar, sino que además está pensado para disipar el calor de una mejor manera. Es que, al tener ese diseño aplanado en forma de círculo, logran esparcir el calor más abiertamente y alcanzar un mayor espacio en menos tiempo.

Tamaño

Otro aspecto importante sobre los braseros eléctricos y que también guarda relación con el diseño es el tamaño en sí del aparato. Una de las cosas para las cuales es fundamental escoger el tamaño correcto es para saber exactamente dónde lo ubicarás en casa cuando lo uses, pero también cuando ya no lo necesites más por un tiempo y tengas que guardarlo ocupando el menor espacio posible.

También debes tener en cuenta que un modelo de mayor tamaño, podrá disipar mejor el calor y ampliar su cobertura, mientras que los más pequeños se sentirán un poco más dirigidos a un punto más específico. Piensa que los grandes vienen mejor para grupos de personas y reuniones con amigos, mientras que uno más pequeño será tu mejor opción si simplemente será tu brasero personal para dormir más cómodo.

Resistencias

Las resistencias son el corazón de estos braseros eléctricos, ya que son la parte que justamente produce el calor y hace todo el trabajo. Deben ser resistentes y duraderas, además de que la mayoría de modelos de buena calidad suelen venir con dos resistencias para darte la posibilidad de usarlas por separado para elegir mejor la dirección y fuente de calor, o las dos al mismo tiempo para lograr un efecto más fuerte y aprovechar toda la fuerza del aparato.

Lo importante de las resistencias es que tengan la capacidad para calentar a temperaturas constantes, no solo por la comodidad y sensación de que se mantiene y no hay bajones incómodos que permitan al frío fastidiarte. Sino también porque mantener las temperaturas constantes ayuda a que el calor persista y alcance un mayor espacio de la habitación o el sitio en donde está ubicado el brasero eléctrico.

Seguridad

Siempre que se emplean aparatos que generan calor, es fundamental que cuenten con buenas medidas de seguridad para evitar accidentes. Lo primero que se debe mirar es que las resistencias estén perfectamente cubiertas para evitar el contacto directo. Esto no quiere decir que vayan a tener una tapa totalmente cerrada, ya que no dejaría escapar el calor y sería inútil. Me refiero a que la tapa, aun con sus agujeros o huecos para disipar calor, mantenga las resistencias cubiertas y fuera del alcance de niños y mascotas curiosas o incluso adultos desprevenidos.

Luego es importante que los botones de encendido y apagado y los selectores de potencia estén bien aislados del calor, para así evitar que te quemes al tocarlos para configurar el aparato. Lo mismo pasa con las asas o mangos que tenga el brasero para cogerlo y moverlo de un sitio a otro. Ten en cuenta que no todos tienen mangos aislados que no se calientan o que apenas se mantienen tibios, así que mira esto bien antes de comprar.

Otras funciones de seguridad interesantes y muy necesarias son la protección contra el recalentamiento, que evita que el aparato llegue a temperaturas demasiado altas como para incendiarse o quemar objetos cercanos; el sistema de apagado automático en caso de que detecte que hay algún objeto cubriendo la rejilla; o hasta protecciones contra sobrevoltaje. Todo esto te ayuda a estar seguro en caso de que algo toque o caiga en el brasero sin que lo sepas, evitando posibles accidentes e incendios.

Recuerda los modelos que incluyen más funciones y sistemas de seguridad, generalmente serán menos asequibles.

Longitud del cable

Aunque pueda parecer poca cosa y se pueda solucionar con un alargador, siempre merece la pena fijarse en el cable de conexión del brasero eléctrico. Lo ideal es que tenga al menos unos 2.5 metros de largo para que no te quedes nunca con el cable sobre estirado ni te veas sufriendo para poder llegar a la toma de corriente. Además, resulta más seguro así, ya que evitas dejar alargadores atravesados en medio de la sala esperando a que alguien los tropiece y mueva el brasero de forma potencialmente peligrosa.

Los beneficios de los braseros eléctricos

HJM 22020910 Brasero Electrico 400/500/900 W,...

Probablemente te preguntes qué ventajas puede tener un brasero eléctrico frente a otros sistemas de calefacción y la verdad es que hay muchas. Desde el precio más reducido frente a otros sistemas, el ahorro energético, la facilidad de uso o incluso la seguridad.

  • Consumo energético

Una de las grandes ventajas es que te alejas de usar combustibles como geles, gases o hasta madera o carbón, evitando el humo y todos los problemas que éste trae consigo. Además, al usar energía eléctrica, lo tienes a solo un enchufe de distancia y funcionará siempre que lo quieras sin mayor preparación.

Ten en cuenta que no son de los aparatos más económicos en cuanto al consumo de electricidad, así que no lo dejes encendido todo el día, a menos que no te importe lo que gastas en electricidad. Sin embargo, el hecho de que puedas encender y apagar cuando quieras y que sean tan rápidos para calentar, hace que los puedas usar en periodos cortos sin gastar mucho.

  • Son seguros

Como te comentaba anteriormente, los braseros eléctricos tienen sistemas de seguridad bastante completos que permiten mantenerlo todo seguro durante el uso. Desde las rejillas que cubren las resistencias hasta sistemas internos de control de temperatura que evitan incendios. Muchos vienen con una función que los apaga automáticamente si algún objeto cubre la rejilla.

  • Son fáciles de limpiar y mantener

Una ventaja clara frente a los gases, geles, madera o hasta el carbón, es que la energía eléctrica no deja residuos en nuestros braseros eléctricos, ni humo, o restos quemados. Por ello, el mantenimiento es bastante sencillo y con pasarle un paño limpio y húmedo de vez en cuando, conseguirás que se mantenga reluciente y casi nuevo.

Además, al ser tan sencillos en su funcionamiento, tienen pocas partes que puedan dañarse o necesitar un reemplazo en poco tiempo. Así que rara vez tendrás la necesidad de llevarlo a reparación o comprarle algún repuesto. De hecho, son tan económicos, que en el momento en que se te dañe después de varios años de uso, seguramente es mejor opción comprar uno nuevo directamente.


Las preguntas más frecuentes

🔥 1. ¿Cómo funciona un brasero eléctrico?

Es muy sencillo. Este sistema de calefacción cuenta con dos resistencias por las cuales atraviesa la energía eléctrica al encender el aparato. Esta energía hace que las resistencias se calienten a altas temperaturas y emiten calor, el cual se disipa a través de la cubierta agujereada del brasero para alcanzar el mayor espacio posible en poco tiempo.

Suelen venir también con selectores de varios niveles de potencia, los cuales ayudan a ajustar la cantidad de electricidad que pasa por las resistencias y así variar la temperatura y calor generado. Muchos modelos cuentan hasta con 3 niveles diferentes.

🔥 2. ¿Es mejor el hierro forjado o acero?

El hierro forjado suele ser bastante más duradero y de mejor calidad que el acero, ya que es capaz de soportar mejor las altas temperaturas, vapores y demás elementos que puedan entrar en contacto con un brasero eléctrico.

También es cierto que los braseros de hierro forjado tienden a verse mejor, con una sensación más vieja escuela o de típica cabaña en las montañas, así como también suelen venir en diseños más variados. Sin embargo, los modelos de acero inoxidable terminan siendo menos costosos, por lo cual la gente los prefiere más y las marcas fabrican más de este tipo.

🔥 3. ¿Es posible proteger tu brasero eléctrico del óxido?

Sí. De hecho, aunque no sea algo que normalmente se nos pase por la cabeza, los braseros eléctricos pueden coger óxido con bastante facilidad, ya que cuando no está en uso, el frío se puede condensar y generar pequeñas gotitas en el aparato que terminan oxidando las cubiertas y materiales externos e internos. Si bien no es un riesgo tan alto como con los modelos a gas u otros combustibles que producen un fuego, también le puede pasar a los modelos eléctricos.

Para evitarlo puedes cubrir las partes metálicas con algún tipo de protector con base de aceite, dejando una fina capa que cubra los componentes de metal. Usas un paño para pasar esa capa fina y simplemente repites el proceso cada 2 o 3 meses. Así lo mantendrás siempre en buen estado.

🔥 4. ¿Qué superficies son buenas para poner el brasero eléctrico?

El granito, marfil o la pizarra son rocas perfectas sobre las cuales puedes colocar este tipo de aparatos de calor. El tema es que son rocas bastante densas que no absorben agua y humedad con facilidad, por lo que no existe el riesgo de que estallen cuando se les aplica calor fuerte. También es posible colocarlas otras superficies como las baldosas del piso, o incluso ladrillos y concreto.

Evita siempre las telas, maderas secas u otras superficies naturalmente propensas a calentarse y quemarse fácilmente.

Deja su mensaje