el-mejor-rallador

Independientemente de que seáis un novato en la cocina o todo un experto en las artes culinarias, es probable que hayáis empleado un rallador para preparar al menos una receta; no obstante en algunas ocasiones el equipo que poseemos es poco resistente y funcional, dejándoos a mitad de camino cuando anheláis acompañar una torta de zanahoria con un buen té de jengibre, o peor aún, lastimando vuestras manos debido a las rejillas de corte blandas.

Pensando en ello, os he preparado una revisión de los mejores ralladores de cocina tanto para rallar verduras, como para quesos, cítricos y especias.

¡Acompañadme!

Los Mejores Ralladores

¿Cuál es el mejor rallador?

Independientemente de vuestro estatus como cocineros, si estáis buscando comprar el mejor rallador del mercado, es importante que hagáis una pequeña reflexión acerca del uso más frecuente que le daréis a la pieza.

Igualmente debéis revisar que el material de manufactura sea de acero inoxidable, y que sus cuchillas sean variadas y bien afiladas en cada cara de la caja. En cuanto al diseño os recomendaré los modelos ergonómicos, con una buena asa de sujeción y una base antideslizante, ya que evitará que vuestras manos tengan un accidente en la preparación de alimentos.

A continuación les presentamos los mejores ralladores:

1. Rallador de caja en acero inoxidable MICROPLANE

Microplane Rallador Caja 4 Caras, Acero...

Ver precio en Amazon

Si queréis obtener grandes cantidades de queso parmesano para darle ese gusto exquisito a vuestras pastas y ensaladas césar, voy a recomendaros de entrada que miréis la marca Microplane cuya tradición se remonta a 1994, esmerándose desde entonces en diseñar uno de los ralladores de 4 caras más elegantes y funcionales que encontraréis en el mercadillo de utensilios para la cocina, ya que sus cuchillas ultra-afiladas han sido creadas en acero inoxidable con tecnología de foto-grabado.

Se trata de un artículo ergonómico que incorpora tanto unas patas como un mango sobresaliente, recubriéndolos con goma antideslizante para garantizar un mejor agarre, comodidad y firmeza al momento de usarlo como un cortador de vegetales. Cuenta con una cara de cuchilla fina extraíble, para una limpieza manual sencilla y eficaz; sus dimensiones son de 26 x 13 x 7,9 cm y su peso de 168 gramos. Es fácil de almacenar y si bien es el más costoso de este listado, su calidad es inigualable.

Con cuchilla fina extraíble

2. Rallador de 6 caras KICHLY

6 Caras Rallador - 24 cm - Cortadora de...

Ver precio en Amazon

El siguiente producto que os he traído en esta selección proviene de la mano de Kichly, casa manufacturera que ha fabricado un rallador 6 caras al estilo de los de caja con paredes de acero inoxidable de grado 430, lo que es sinónimo de alta calidad, longevidad óptima y versatilidad, ya que a través de sus lados diferenciados podréis realizar cortes especializados.

Cuenta con un estético diseño hexagonal y un mango ubicado en la parte central superior, que ha sido recubierto con caucho, permitiendo que se adapte cómodamente a vuestras manos al momento de sujetarlo, para triturar, rallar y cortar de forma eficiente una variedad amplia de verduras y vegetales como la zanahoria, el tomate, pepino, repollo, y obtener hasta chocolate o la ralladura de limón para coronar una tarta. Viene con base antideslizante segura y es fácil de lavar a mano o en el lavavajillas, y su relación calidad precio está excelente.

Con mango de caucho y base antideslizante

3. Rallador multiusos de 6 lados JOEJI’S KITCHEN

Rallador de queso - Rallador de 6 lados con...

Ver precio en Amazon

Para los que buscan una versión más completa y de alta calidad pero a un coste asequible me gustaría sugeriros que chequeéis la casa manufacturera Joeji’s Kitchen con su modelo Cheese Grater, el cual os encantará desde el principio puesto que a diferencia de las versiones tradicionales de 4 lados, este ha sido diseñado con 6 caras de acero inoxidable de calidad premium, para que cada cuchilla se mantenga afilada y resistente, sin importar que lo uséis los 365 días del año.

Este rallador de verduras permite además rebanar y rallar otras cosas como quesos duros, frutas y especias de manera fácil y segura, no solo por el patrón de corte de sus hojillas sino porque cuenta con un mango ergonómico y una base de goma de silicona, garantizando que no ocurrirá un deslizamiento inesperado cuando estéis operando el utensilio, por tanto no temáis, vuestras manos estarán seguras. Es apto para el lavavajillas y viene con un contenedor de 400 ml para almacenar y mantener el orden en la cocina.

Con contenedor de almacenamiento

4. Rallador mini de 4 caras IBILI

IBILI 705300 - Mini Rallador 4 Caras

Ver precio en Amazon

Una de las versiones menos costosas de utensilios de esta selección que me ha encantado por su practicidad, corresponde a la marca Ibili, especialistas en el menaje y la fabricación de una gama de artículos de cocina de gran calidad, que garantizan el uso tanto profesional, como para aquellos que deseen explorar sus habilidades culinarias en el hogar.

Se trata de un mini rallador de 4 caras manufacturado en acero inoxidable de alta calidad con una altura de 7cm y 10 cm en sus caras más anchas. Es ideal para que ralléis frutos secos, chocolate, nuez moscada, jengibre, especias, y esos trozos de queso parmesano que tanto deseáis saborear. Además su diminuto tamaño lo convierten en el preferido cuando voy de viaje y excursiones. Es apto para el lavavajillas, es ligero y ocupa poco espacio. Ofrece una garantía de 2 años.

Ideal para los viajeros

5. Rallador de 4 caras de 23 cm LACOR

Lacor - 60305 - Rallador Cuatro Caras 23 cms.

Ver precio en Amazon

Otra versión que os puede interesar en cuanto a ralladores para los más diversos alimentos proviene del reconocido sello Lacor, cuya tradición por más de 65 años, lo convierten en uno de los preferidos en España en cuanto a la fabricación y distribución de utilería de menaje, tanto para la hostelería como para el hogar.

Se trata de un rallador de 4 caras económico pero confiable, que ha sido manufacturado completamente en acero inoxidable 18/10, y que ofrece en cada uno de sus 4 lados, distintos tipos de rallado y corte. Sus dimensiones son de 11 x 9 x 23 cm, y pesa tan solo 160 gramos incorporando en su diseño un mango para sujeción que os permitirá rallar tomate para las tostadas o quesos duros sobre la encimera, sin aplicar mucha presión. Puede ser colgado por el asa y es apto para el lavavajillas.

Económico y tradicional

6. Rallador resistente de 4 lados LEIFHEIT COMFORTLINE

Leifheit ComfortLine Rallador Multiusos a 4...

Ver precio en Amazon

Una versión de rallador tradicional de caja similar al producto anterior, y que también considero que es de gran utilidad para la recopilación de este listado, es el rallador de la casa Leifheit, una empresa de origen alemán cuyo nombre es sinónimo de prestigio superior en el mundo de la cocina profesional y hogareña desde 1959, por lo cual tendréis garantizado que estaréis invirtiendo en algo que os durará toda la vida.

Se trata de un producto grande con una altura de 23,8 cm y unas caras de 10,8 x y 8,4 cm, por lo que podréis emplearlo para rallar y rebanar una cantidad generosa de verduras, quesos, y vegetales, sin necesidad de contar con un rallador eléctrico, puesto que sus cuchillas están manufacturadas en acero inoxidable premium, ofreciendo diferentes tipos de corte, eso sí, tened cuidado con vuestros dedos ya que viene muy afilado. Dispone de un mango cómodo de plástico y metal. Es apto para el lavavajillas.

Recomendado para la hostelería

7. Rallador con recipiente hermético de 23 cm MASTER CLASS MCGRATCOL

Master Class - Rallador y Recipiente (23 cm)

Ver precio en Amazon

Ya para finalizar este listado que os he preparado, me gustaría recomendaros otro de los sellos que se han distinguido por la buena calidad de sus productos tanto en el área de la ferretería como del hogar. Me refiero a Master Class, una casa manufacturera del Reino Unido cuya historia inicia en 1850 gracias a su fundador Thomas Plant, quien ideó utensilios libre de químicos perjudiciales para la salud.

En esta ocasión la marca nos sorprende con un rallador cítricos, de especias, quesos y verduras, durable y versátil, puesto que cada cara de la pieza cuenta con un patrón de hojillas de corte gruesas, medianas y finas, lo que permitirá rebanar y rallar los más variados alimentos con precisión y rapidez. Cuenta con envase de almacenamiento que se acopla perfectamente en la parte inferior del utensilio y una tapa hermética para que preservéis perfectamente el resto del queso o de vegetales sobrantes. Es apto para el lavavajillas y es barato en comparación a otros modelos similares.

Con cuchillas gruesas, medianas y finas

Guía para comprar el mejor rallador

rallador

Con la intención de ayudaros a perfilar vuestra elección, en los puntos subsiguientes os estaré desglosando algunos aspectos que según mi opinión son esenciales que los conozcáis antes de proceder a vuestra inversión, de esta manera estaréis aprendiendo a llevar a casa un rallador funcional que cumpla con vuestras expectativas y facilite la preparación de cientos de platillos exquisitos.

Durabilidad

Cuando invertimos el dinero que nos hemos ganado con nuestros esfuerzos en artículos para el hogar o de cualquier rubro, indudablemente deseamos que tal producto sea durable.

Por ello lo mejor es optar por un rallador cuyo cuerpo haya sido manufacturado con acero inoxidable de buena calidad. Esto os asegurará que resista el paso del tiempo y que no se doble o flexione mientras ralláis verduras duras o una nuez moscada.

Otro consejillo que os puedo dar en este apartado, es que siempre es mejor optar por un rallador que sea apto para el lavavajillas y que resista un uso repetido.

Cuchillas

el-mejor-rallador

Los ralladores manuales serán realmente tan buenos como sus cuchillas. Estas piezas cortantes son creadas usando ya sea la técnica del estampado o del grabado sobre metal; igual podéis encontrar algunas marcas que os ofrecen una combinación de ambos. Al respecto os diré que si bien las cuchillas grabadas son mucho más afiladas que las estampadas, estas últimas tienden a producir una trama más uniforme en los cortes.

Uso

¿Qué alimentos soléis rallar frecuentemente?

Los ralladores de cajas pueden ser usados para una multitud de alimentos, especias y queso. Por lo tanto, si tenéis la intención de utilizar vuestro rallador manual al estilo de caja, para verduras duras, probablemente os beneficiaréis si optáis por los modelos de gama alta de marcas reconocidas. De esta forma evitaréis que se doble y flexione.

Sin embargo, si planeáis usarlo principalmente para rallar queso, entonces no os preocupéis ya que las versiones de ralladores incluso más baratas, son capaces de satisfaceros por un largo tiempo.

¿Cómo soléis rallar?

Si vuestra costumbre es rallar directamente sobre la encimera de vuestra cocina, elegid un rallador con una base antideslizante. Esto asegurará que no marque la encimera, pero lo más importante es que evitará que se deslice mientras ejecutáis los movimientos, evitando un desastre.

Si por el contrario soléis rallar directamente sobre una cacerola o un plato de comida, una base antideslizante no será tan importante. Solo chequead que el plato sea resistente.

Comodidad

Oliver's Kitchen - Rallador de 4 Caras de...

Si vais a rallar montones de patatas o de queso porque tenéis invitados en casa o una familia numerosa y con un buen apetito, definitivamente ¡tenéis que estar cómodo! Nadie quiere que las artes culinarias se conviertan en una tarea difícil.

En este sentido, elegid un rallador de caja con un mango cómodo. Si tenéis manos más grandes, podéis optar por un rallador manual de caja con un mango más ancho y alto, de esta manera daréis a vuestros nudillos suficiente espacio.

Tamaño de la superficie del rallador

Los ralladores manuales vienen en diferentes formas y tamaños. Incluso los tradicionales en forma de caja de cuatro lados varían en sus dimensiones. Algunos son cuadrados para dar a cada superficie de la pieza un tamaño igual. Otros son rectangulares, lo que significa que dos lados (normalmente la rejilla fina y el rebanador) tienen una superficie más pequeña.

Por tanto, cuando llegue el momento de elegir un rallador tradicional de caja, pensad por un instante cual es el lado de la pieza que soléis usar más, de esta forma sabréis que lo más recomendado es optar por el rallador que tenga dicho lado más ancho, es decir el que tenga mayor superficie cortante.

Precio

Así como con cualquier adquisición que hagáis, el precio siempre será un factor a considerar. Al respecto, lo ideal es que contéis con un rallador de alta calidad, ergonómico, y que sea lo más rentable posible.

En este sentido, si hacéis una pesquisa sencilla notaréis que el coste de los mismos, variará mucho de un modelo a otro. Por ejemplo, cuando buscáis un rallador de tomate o para rallar principalmente alimentos blandos y queso. Los mismos podéis verlos entre 14 y 25 Euros.

Por el contrario, si deseáis utilizar vuestro rebanador para grandes cantidades de alimentos, o para verduras duras, es mejor comprar una versión tradicional de mayor calidad, al estilo de los ralladores de caja con sus 4 lados bien diferenciados y fabricados en acero inoxidable. Si bien tendrá un coste más elevado, ahorraréis dinero a largo plazo.

¿Por qué deberíais comprar un rallador?

A continuación os desgloso las principales razones por las cuáles deberíais incorporar a vuestros artículos de cocina, un rallador versátil.

·        Hace que vuestras tareas culinarias sean más cortas – Cortar a mano y rallar determinados vegetales para satisfacer vuestro gusto y el de los comensales, puede llevaros más minutos e incluso más horas de elaboración que lo previsto, sobre todo cuando preparáis platillos combinados. Por esta razón, si contáis con un rallador de caja tradicional, puede ayudaros a jugar y ser creativos con las comidas, también reducirá el tiempo de preparación de las mismas.

·        Menos heridas y más cortes – El diseño de los ralladores funciona para garantizar que paséis menos tiempo rallando frutas, verduras difíciles por su dureza, y queso. Además han sido pensados y creados ergonómicamente para que vuestras manos estén a salvo de los cortes que producen los cuchillos. Como veréis son una buena combinación: más eficiencia y más seguridad.

·        Ahorrar dinero – Cuando vais al supermercado para proveeros de queso, frutas y vegetales, si optáis por las versiones en donde estos comestibles vienen rebanados y rallados, notaréis que el precio final está incrementado.

Además, en el caso de las verduras y vegetales, cuando ya han sido picados, comienza un proceso de oxidación en dichos alimentos, lo que resulta la larga perjudicial para vuestra salud. En tal sentido, para liberaros de gastos innecesarios y preparar platillos más saludables, una mejor opición es invertir en un rallador.

¿Cómo usar un rallador?

Existen algunas diferencias menores en la forma en que usáis cada superficie de vuestro rallador, pero todas están bajo el mismo abanico de movimientos.

No obstante os diré que para rallar queso de manera efectiva así como otros alimentos finos y gruesos, simplemente debéis sostener firmemente vuestro rallador en posición vertical o en ángulo (según vuestras manos lo sientan más cómodo). Se recomienda hacedlo con la mano que usáis menos, y por la parte superior del mango, esto evitará que el utensilio se deslice cuando comenzáis a rallar.

Seguidamente, presionad suavemente vuestro alimento contra la pared de corte elegida, moviéndolo hacia arriba y hacia abajo, para que los dientes del rallador atrapen en la parte interna de su caja, la fruta, verduras, especias o queso elegidos ya desmenuzados.  Si observáis que no estáis obteniendo los resultados deseados, incrementad la presión que ejercéis durante el movimiento, ya veréis que será cuestión de segundos.

Conclusión

Una vez realizada nuestra revisión a través de los artículos de esta selección, me decanto por el rallador de 6 caras de la firma Kichly (producto 2), ya que además de englobar una relación calidad precio excelente, cuenta con una fabricación en acero inoxidable de grado 430, garantizando durabilidad y versatilidad en los cortes y el rebanado de verduras, vegetales, quesos, cítricos, chocolate y especias duras como la nuez moscada.

También vale destacar que es fácil de limpiar, cuenta con agradable diseño hexagonal, así como con un mango ergonómico y una base recubiertos en caucho antideslizante para que trabajéis seguramente.

Preguntas frecuentes

🧀 ¿Para qué se usa un rallador de cajas?

Un rallador, también conocido como triturador, es un utensilio de cocina que se utiliza para rallar alimentos en trozos finos. Fue inventado por François Boullier en el año de 1540, y originalmente su función principal era para rallar queso.

🧀 ¿Para qué se usan los 4 lados de un rallador?

Los ralladores de 4 lados tienen cortadores específicos que son perfectos para rallar diferentes tipos de alimentos como quesos duros, chocolate, conchas de cítricos; también funcionan muy bien para rallar zanahoria, rebanar patatas o pepinos ¡y mucho más!

🧀 ¿Qué más puedo rallar con un rallador de caja?

Un rallador de 4 o 6 lados, también se puede usar para rallar nuez moscada, canela en varitas y la concha de los cítricos como el limón o la naranja. Sólo debéis tener cuidado al momento de manipular los alimentos con esta cara del utensilio, ya que no es precisamente amigable con vuestros dedos, y puede lastimaros si no lo utilizáis correctamente.

En el caso de los cítricos, simplemente apretad ligeramente lo que estéis rallando, es decir la parte brillosa de la piel, y no la médula blanca y amarga que está debajo de la concha de la fruta.

🧀 ¿Cómo se limpia un rallador de cajas?

Primeramente y siempre deberéis lavar el rallador después de su uso, o por lo menos pasarlo por agua caliente, esto evitará que los restos de queso u otros alimentos que habéis rallado o rebanado, queden endurecidos en dicha cara. Luego, podéis usar un cepillo duro para limpiarlo a profundidad. Igualmente podéis chequear que sea apto para el lavavajillas, eso sí, recordad el paso inicial.

Deja su mensaje