Horno-a-gas-o-electrico-Cual-es-la-mejor-opcion

Last Updated on agosto 1, 2021 by Orizonia

Si no tienes un horno en casa y estás pensando en comprar uno, seguramente te has preguntado qué opción es mejor, más económica y funcional, si un horno a gas o eléctrico.

La respuesta, en gran parte, dependerá de tus necesidades, así que, si tienes dudas, veamos una comparación entre ambos para ayudarte a elegir el que más se adapte a tu hogar.

¿Horno a gas o eléctrico?

Tanto los hornos eléctricos como a gas, tienen sus beneficios y ventajas, por ejemplo, los eléctricos conservan el calor por más tiempo una vez apagados, lo que te permite seguir cocinando alimentos mientras se va enfriando.

Pero, más allá de sus ventajas: ¿Qué los diferencia?

Vamos a analizarlos según:

  • Económicos
  • Tiempo de calentamiento
  • Tipos de cocinado
  • Conveniencia
  • Seguridad

A continuación, te presentamos la comparación entre horno a gas o eléctrico:

1. A gas o eléctrico: ¿Cuál es más económico?

Horno-a-gas-o-electrico-Cual-es-mas-economico

Al momento de comprar el horno, debes saber que los hornos de cocinas de butano o gas natural tienden a ser más costosos que los eléctricos, esto por el hecho de que usualmente vienen en conjunto con una cocina y además hay que pensar en su instalación.

Si hablamos de precios, los hornos a gas están entre los 250 y 500 euros, como este modelo de la marca SolThermic, que está totalmente equipada con un horno, fogones y lista para usar con gas butano.

Los hornos eléctricos, puede que sean menos costosos al momento de comprarlos, de media, suelen costar entre 130 a 300 euros, incluso hay modelos de sobremesa que son mucho más económicos por debajo de los 100 euros.

  • Sobre su instalación:

Los hornos a gas necesitan de una instalación más técnica que los eléctricos que son solo conectar y comenzar a utilizar.

Con un horno a gas butano encastrable, necesitas de un profesional que haga la instalación, así que debes tener en cuenta esto al momento del precio final.

  • El precio de uso:

Aunque puede ser complicado conocer el consumo exacto de un horno eléctrico, siempre se puede hacer un aproximado, esto según su consumo de energía y el precio del kWh.

Si quieres saber cuánto consume un horno eléctrico, toma nota de los siguientes consejos:

  • Localiza la etiqueta de eficiencia energética, allí ubicarás sus datos de consumo medio.
  • Una vez que conoces el consumo del horno, debes multiplicarlo por el precio del kHw que tengas contratado. La media en España es de 0,13€ así que suponiendo que tu horno de cocina eléctrico tiene un consumo máximo de 4,80 kWh, multiplicado por ese precio, da un total de 0.62 céntimos por hora de consumo.

Por otro lado, el precio de una bombona de butano de 12,5 kilos es de 15,37€ y su duración dependerá de qué tanto uses tu cocina o el horno de gas.

2. Tiempo de calentamiento de hornos a gas y eléctricos

Ambos tipos de hornos, tanto eléctricos como a gas, requieren de un tiempo de precalentamiento, PERO, aquí los modelos a gas se llevan una ventaja.

Teniendo un horno eléctrico totalmente frío, le tomará mucho más tiempo calentar hasta la temperatura deseada, por lo que suele hacer un proceso mucho más lento.

Por otro lado, en los hornos a gas, una vez encendida la llama, el calor se puede ajustar y este alcanza la temperatura mucho más rápido.

3. Tipos de cocción

Horno-a-gas-o-electrico-Tipos-de-coccion

El tipo de cocción de cada horno depende del modelo a elegir, es decir, los modelos a gas tienden a generar un calor húmedo al generar vapor de agua, que ayuda a mantener la humedad de los alimentos al momento de cocinarlos, lo que es ideal en preparaciones como carnes o incluso en panadería.

Por otro lado, los hornos eléctricos generan un calor más seco, sobre todo si se trata de modelos a convección que tienen aire caliente moviéndose por su interior gracias a ventiladores.

DATO CURIOSO

Las freidoras de aire utilizan la misma tecnología que un horno de convección, donde el aire caliente que circula en su interior es el encargado de cocinar los alimentos hasta quedar crujientes.

Esto hace que los alimentos adquieran una textura crujiente, ideal si quieres hacer patatas al horno o incluso que tus galletas queden más crocantes.

4. Conveniencia del horno

En cuanto a conveniencia, ambos tipos de hornos tienen sus ventajas:

  • Un horno eléctrico empotrable puede resultar más conveniente al momento de moverlo o cambiarlo de posición al no necesitar de una instalación técnica.
  • Modelos eléctricos tienden a ser más seguros, aunque si la instalación del horno a gas es correcta, no tendrás problemas con fugas que pongan en peligro tu seguridad en casa.
  • Los modelos a gas son convenientes en el sentido de que, si hay un corte de electricidad, podrás seguir utilizándolos sin la necesidad de conectarlos a la corriente.
  • Los hornos eléctricos tienen un menor impacto ambiental, ya que la electricidad muchas veces es generada por la quema de combustibles fósiles que emanan gases tóxicos.
  • Una cocina a gas natural tiene un menor impacto sobre el medio ambiente, ya que se trata del combustible fósil más ecológico que desprende una menor cantidad de gases de efecto invernadero durante su combustión.

5. Seguridad

Siempre que se trata de un horno, hay que tener en cuenta la seguridad, sobre todo al usar fuego o calor cocinando alimentos.

Los hornos a gas requieren de la instalación de una línea de gas doméstico, algo que tiene que ser hecho por un profesional por el riesgo de una fuga que pueda, incluso, causar una explosión. ¡Y nadie quiere una explosión en casa!

Los modelos eléctricos pueden tener algún fallo que ocasione un cortocircuito, pero es algo bastante raro, siendo bastante más seguros que los hornos a gas.

Veredicto final: ¿Es mejor un horno a gas o eléctrico?

Como ves, la decisión entre un horno a gas o eléctrico depende en gran parte de lo que necesitas en casa, porque ambos modelos tienen sus ventajas y desventajas o cosas a tener en cuenta.

Los hornos a gas parecen una mejor opción para aquellos que quieren un calentamiento rápido, una cocción donde se mantenga la humedad y un dos por uno, ya que la mayoría vienen en conjunto con cocinas.

Los eléctricos son para quienes buscan la practicidad, una instalación mucho más sencilla que pueden hacer por cuenta propia, aunque al momento de calentar les tome un poco más de tiempo.

Aunque, eso sí, recuerda que estos retienen por mayor tiempo el calor una vez apagados, lo que te da una ventaja sobre los hornos a gas.

Y tú, ¿qué tipo de horno prefieres tener en casa? ¿A gas o eléctrico? Cuéntanos en comentarios cuál te parece más versátil, funcional y asequible para tu presupuesto.

Deja su mensaje