Mejor-Decantador-de-Vino

Toda mi vida he amado los vinos, por lo cual era natural que quisiera tener el mejor decantador de vino. El tema estaba en que nunca sabía por dónde empezar y cómo escogerlo, hasta que quedé con un amigo que me lo explicó todo. Desde ese día, te puedo decir que no concibo beber un vino sin antes decantarlo y te quiero ayudar a que experimentes lo mismo.

Mejores decantadores de vino

¿Cuál es el mejor decantador de vino?

Hay varias cosas que solo el mejor decantador tiene: fondo ancho que exponga la mayor cantidad de vino posible al aire; un material resistente y fácil de limpiar; la capacidad de airear todo el vino que vayas a beber; y que sea fácil de servir el vino. Por su parte, el cuello debe ser ancho si bebes vinos económicos y delgado si son vinos de gama alta, para eliminar mejor los sedimentos.

1. Decantador de vino y aireador Hotder HD01

¡Cuánta comodidad!

Algo que me encanta de este modelo es lo práctico, sencillo y portátil que es. Lo único que debes hacer es sujetarlo sobre tu copa y comenzar a verter el vino. De esta forma, el líquido pasa por el aparato y a través de su colador, el cual directamente retiene cualquier resto de sedimento y evita que pase a tu copa.

Su diseño elegante te permite ver el vino pasar y es fácil de limpiar.

2. Decantador de vino de cristal Smaier D0201

Mucho estilo

Esta jarra de vino entra por la puerta grande de nuestra comparativa por su hermoso y moderno diseño, además de estar hecho de vidrio soplado sin restos de plomo, que garantiza tu seguridad y el buen sabor del vino tinto. Tiene una capacidad de 1.2 litros y además la boquilla es muy cómoda a la hora de verter el contenido en la copa.

Para limpiarlo necesitarás un cepillo alargado especial, pero no será muy complicado.

3. Decantador de vino para botella Vin Bouquet FIA 022

Cómodo y fácil de usar

Básicamente se trata de otro modelo de decantador portátil que, en particular, destaca por tener un diseño que evoca a los decantadores tradicionales de cuerpo muy ancho. Se inserta directamente en la botella, por lo cual es muy fácil de usar, y permite airear al instante solo la cantidad de vino que tomarás.

Está hecho en cristal, con boquilla perfecta para evitar derrames y muy fácil de limpiar.

4. Decantador de vino con filtro Flow Barware

Como los profesionales

Sostenlo sobre la copa, comienza a verter el vino y deja que el decantador haga todo el trabajo. Este práctico modelo acumula el vino antes de que llegue a la copa para poder entrar en contacto directo con el aire. Mientras, su filtro evita que cualquier resto de sedimento de vino añejado pase a la copa.

Es transparente para que veas el proceso, el filtro es extraíble y se limpia fácilmente.

5. Decantador de vino eléctrico Blue Charm

¡Práctico!

Lo que fascina sobre este modelo es que sea eléctrico. Es decir, ¡te quitas todo el trabajo de encima! Lo único que debes hacer es insertar el aparato en la botella y con solo presionar un botón ya extra el vino de forma automática. Su batería da para unas 100 botellas de vino y se recarga en apenas 4 horas.

Está fabricado en ABS y acero inoxidable e incluye una bolsa de tela.

6. Decantador de vino Cooko

Para 1.2 litros

Fabricado en cristal sin plomo y hecho a mano, este decantador tiene un diseño que sin dudas encantará a la mayoría de los amantes del vino y del buen gusto. Es que su forma inclinada con el agujero en medio es bastante hermosa, sobre todo una vez que está llena de vino tinto. Sin dudas uno de las más bonitos de nuestra selección.

Además, esa misma forma lo hace fácil de limpiar.

7. Decantador de vino Plaisir de la Cave Deluxe

El paquete completo

Saca el vino de tu base para botellas y viértelo en este moderno y elegante decantador de cristal libre de plomo soplado a mano. Tiene una base muy ancha que ayuda a airear la mayor cantidad de vino posible, y además incluya bola de corcho para taparlo y protegerlo de la acidificación, así como perlas limpiadoras.

En su punto más ancho soporta 750 ml de vino, aunque su capacidad total es de 1.8 litros.

8. Decantador de vino WMF Gourmet Plus

Elegante y de calidad

Baja una botella de tu colgador y disfruta de su aroma y sabor repotenciados con este decantador de base ancha y cóncava. Está hecho en vidrio soplado totalmente transparente y con una capacidad total de hasta 1.5 litros y una altura de 24 cm.

No incluye tapa, así que asegúrate siempre de servir la cantidad de vino que sepas que vas a tomar.

9. Decantador de vino Cooko

Tiene todo lo que puedes esperar

Con este modelo no tienes que preocuparte mucho de que el vino caduque rápido, ya que incluye una tapa de vertido que protege al vino de la acidificación. Además, esta misma tapa tiene un vertedor interno que hace que se esparza el vino por las paredes, aireando tu vino en menor tiempo.

Está hecho de vidrio soplado a mano y sin plomo, con filtro de acero inoxidable para los sedimentos y sellado de silicona.

10. Decantador de vino Le Creuset Vitesse

Mi favorito

Esta marca no solo ha sacado un hermoso decantador, sino que además es super resistente, elegante y tiene un accesorio que lo destaca del resto: el adaptador para la botella. Es una especie de tapón que insertas en la botella y te permite verter el vino en el decantador de forma vertical sin sostener el vino, haciendo que corra por las paredes, genere burbujas y airee rápidamente.

Va fenomenal para vinos jóvenes, no añejados.

¿Qué es un decantador de vino?

decantador-de-vino

Se trata de un tipo de frasco o jarra de cristal sobre el cual se sirven líquidos para someterlos a un proceso de decantación. Son muy utilizados para los vinos tintos con dos propósitos específicos de los que hablaremos luego. Pero también se pueden emplear con otras bebidas alcohólicas como bourbon, cognac, champagne, whiskey y más.

En el caso de los vinos, se utilizan para:

  • Airear

Uno de los secretos de los expertos en vinos es el de airear el vino antes de consumirlo, para lo cual está el decantador de vino. Esto se hace para resaltar su sabor, ya que al entrar en contacto con el aire, las partículas aromáticas se exponen y dejan al descubierto todas esas propiedades delicadas del vino que le dan un toque especial.

  • Separar sedimentos

Por si no lo sabías, el vino acumula sedimentos a medida que se añeja, así que al verterlo en el decantador, logras que esos sedimentos o restos se acumulen al fondo y lo único que termine cayendo en tu copa sea el vino.

Esto es recomendado también para aclarar el vino y suavizarlo, quitándole un poco lo amargo.

Tipos de decantadores de vino

Si bien hay muchas variedades de decantadores de vino en el mercado, las cuales pueden diferenciarse según su diseño, forma o materiales, lo cierto es que la parte que más importancia tiene y que más influye en su funcionamiento es el cuello de la botella. De allí que actualmente se hable de dos tipos de decantadores en función de esta parte:

  • Decantador de cuello ancho

Son los aireadores de vino por naturaleza, ya que permiten que el aire entre en contacto con el vino con mucha facilidad y en gran cantidad. También tienen una ventaja oculta que, si eres como yo que me gusta tener todo limpio, entonces te será genial: son más fáciles de limpiar.

Por todo esto suelen ser la mejor opción en la mayoría de hogares.

  • Decantador de cuello delgado

A diferencia de los anchos, estos decantadores no son tan efectivos para aireación y son difíciles de limpiar. Sin embargo, son super útiles para eliminar sedimentos, ya que su diseño hace que queden al fondo de la botella. Por ende, se emplean mucho para vinos costosos y añejados.


Lo que debes considerar antes de comprar un decantador

Si bien los beneficios de usar un buen decantador nos pueden llevar a querer comprar uno inmediatamente, recuerda que siempre y con cualquier producto hay que considerar muchas cosas antes de tomar la decisión.

En el caso de los decantadores de vino, hay muchos aspectos que tomar en cuenta, desde su tamaño y forma, pasando por la apariencia, material o hasta la facilidad de limpieza.

  • Precio

El precio suele variar mucho, ya que puedes encontrar los modelos menos costosos del mercado por apenas unos 12€, subiendo a los 20 o 30€ hasta llegar a los de gama alta, que ya se pueden pasar fácilmente de los 50 o hasta 70€.

Si no sueles beber mucho vino, con algún modelo del rango más barato te irá bien, pero si prefieres los vinos costosos y añejados, entonces te conviene más invertir en un decantador de mayor costo. Solo encontrarás la mejor relación calidad precio cuando sepas exactamente lo que necesitas.

  • Tamaño

Hay modelos con capacidad para una botella entera de vino, mientras que los más pequeños solamente soportan una copa de vino. Si sueles beber poco vino y no quieres que se dañe, con el más pequeño te irá bien. De resto, los modelos de capacidad estándar de 1 botella te servirán.

Ahora bien, si tendrás una fiesta o comida en casa y servirás a muchas personas, mejor busca un decantador de vino jumbo que te permita decantar una mayor cantidad. Solo ten en cuenta que no todo el volumen del vino entrará en contacto con el aire.

  • Forma

El diseño de los decantadores está pensado para esparcir el vino y hacer que la mayor cantidad posible entre en contacto con el aire. Ahora bien, aparte de esto, debes fijarte en que la boquilla sea fácil de usar a la hora de servirlo y que no se derrame. No querrás hacer un desastre y desperdiciar tu buen vino.

  • Apariencia

La mayoría de decantadores tradicionales suelen tener un diseño parecido, pero bien es posible conseguir alguno que otro que, aparte de lograr su cometido efectivamente, también se vea increíble en tu cocina gracias a un diseño elegante y moderno. Ahora bien, estos que asemejan más una obra de arte suelen ser de mayor gama y no tan baratos.

  • Material

El material más común es el vidrio, ya que otros como el plástico o el acero inoxidable tienden a añadir sabores indeseados al vino. Los modelos de alta gama y diseños más elaborados suelen estar hechos de cristal delicado.

  • Tipo y edad del vino

Básicamente cualquier decantador te dará buenos resultados con cualquier tipo de vino, pero los verdaderos amantes del vino saben que sí existen decantadores específicos para ciertos tipos de vino. Un ejemplo es la diferenciación entre los modelos de cuello ancho y cuello delgado. Si sueles beber vinos de mayor calidad y añejados, te vendrá mejor la variedad de cuello delgado.

  • Facilidad de limpieza

Con las formas de estos utensilios, es normal que muchas veces se haga bastante complicado limpiarlos. De hecho, en la mayoría de los casos vas a necesitar cepillos y cabezales especiales para llegar a todos los rincones del decantador. Ten esto en mente antes de comprar uno para tu hogar.

  • Facilidad para servir

Tener un decantador complicado de usar a la hora de servir el vino no sirva para nada, así que fíjate siempre en que la boquilla esté hecha para facilitar su uso en todo momento.

Otras funciones y características que merecen la pena

Mejor-Decantador-de-Vino

Aparte de lo esencial, también hay otros aspectos que, si bien no son fundamentales en un decantador, facilitarán su uso y te ayudarán a conseguir mejores resultados. Así como no es fundamental un colgador o mezclador para beber vino, pero sí que son útiles.

  • Hecho a mano

La mayoría se hacen en fábricas de grandes producciones y son todas idénticas, pero siempre puedes encontrar algún hermoso decantador artesanal hecho a mano. Ahora bien, prepárate para pagar un poco más por ello.

  • Resistente a impactos

Muchos modelos de decantador están hechos de cristales o vidrios muy delicados, lo cual puede ser un poco peligroso si eres algo torpe o simplemente llevas varias copitas encima. Por ello merece la pena invertir en un modelo resistente a impactos.

  • Apto para el lavavajillas

Aparte de ver que el modelo sea fácil de limpiar antes de comprarlo, también es una excelente idea escoger un decantador apto para lavavajillas, que te facilita muchísimo el proceso.

  • Tapa de corcho

El vino decantado puede dañarse. Sí, en unas 12 o 18 horas podría ponerse muy ácido y pierdes por completo el vino.

Para evitar esto, en caso de que no te hayas bebido todo el contenido del decantador, es bueno que el modelo venga con una tapa de corcho para mantenerlo protegido y evitar que caduque. Sería un crimen desperdiciar un buen vino de esa forma.

  • Decantador con frío

Estos decantadores de vino tienen un diseño especial que permite añadir hielo o alguna fuente de frio sin que entre en contacto con el vino. Esto es particularmente beneficioso con los vinos blancos, que si bien no suelen ser el objeto principal de los decantadores, también se pueden beneficiar de uno de estos modelos.


Las preguntas más frecuentes

🍷 1. ¿Para qué sirve un decantador de vino?

Los propósitos básicos de un decantador son dos: airear el vino para que sus partículas aromáticas entren en contacto con el aire y aumenten su intensidad, mejorando así el sabor y destacando las notas más delicadas y deliciosas de cualquier vino; pero también eliminar sedimentos que se hayan podido acumular al fondo de la botella después de un tiempo añejándose.

🍷 2. ¿Cuánto tiempo puede pasar el vino en un decantador?

Aproximadamente entre 2 y 3 días, ya que si pasa más tiempo del indicado, el vino comienza a acidificarse y se daña. De hecho, solo se recomienda hacerlo cuando cuentas con accesorios como tapas de corcho para el decantador, que permiten taparlo mientras no se bebe.

De lo contrario, dejar el vino destapado en un decantador te puede servir entre 12 y 18 horas aproximadamente. Si se pasa de ese tiempo, los vinos más asequibles pierden su sabor y se dañan rápidamente, mientras que los de mayor calidad van perdiendo ese aroma y cualidades que los hacen tan preciados.

🍷 3. ¿Los decantadores son buenos para el vino?

Usar uno de estos oxigenadores de vino es una gran opción para cualquier amante del vino o incluso quien simplemente lo disfrute de forma ocasional. La ventaja de decantar es que ayuda muchísimo a mejorar el aroma y sabor de los vinos al suavizar los detalles más amargos y resaltar los frutales y florales, sobre todo en aquellos vinos más económicos.

🍷 4. ¿Cuándo se debería usar un decantador de vino?

Hay dos casos principales. El primero es en vinos económicos que, como te comentaba anteriormente, necesitan un poco de ayuda para reducir lo amargo de su sabor y acentuar lo floral y frutal. Un decantador logra justamente eso y mejora mucho el sabor y aroma de vinos baratos.

También merece la pena para vinos costosos y añejados cuando les notas sedimentación en el fondo de la botella. Es algo natural y el decantador ayuda a evitar que te bebas estos sedimentos.

🍷 5. ¿Es importante la forma del decantador?

Sí. La forma del embudo es fundamental porque determinará la cantidad de vino que entrará en contacto directo con el aire y que, en consecuencia, se beneficiará del decantado. Mientras más contacto tengan, mejor.

También importa el tamaño del cuello, como te comentaba más arriba.

🍷 6. ¿Merece la pena comprar uno?

Sí. Cualquier vino, sea barato o costoso y de muy buena calidad, merece pasar por un decantador. Recuerda que ambos vinos se benefician de este proceso en cuanto a la pérdida de sedimentos y la mejora del sabor y aroma.

🍷 7. ¿Sirve de algo airear vinos baratos?

En mi opinión, una vez que has probado varios vinos y tienes el paladar un poco más entrenado para reconocer esas sutilezas que le sacan sonrisas hasta a los más expertos y profesionales del vino; te das cuenta de que un buen decantador, usado correctamente hasta en el más barato de los vinos, puede tener efectos tremendos en el sabor y el disfrute del vino.

Si bien algunas personas consideran que este proceso solo merece la pena en vinos de alta gama, lo cierto es que ayuda en cualquier caso. Además, si tendrás una cita romántica, el proceso de decantarlo y usar este aparato le añade mucho romanticismo a una velada, haciéndote ver bastante sofisticado.

Deja su mensaje