Mejor-fuente-de-chocolate

Cuando pensamos en una fuente de chocolate, es normal pensar en diversión. Pero cuando tenemos la mejor fuente de chocolate, los usuarios pensamos en practicidad. Imagina que estás en casa y llega toda una familia de visita, a la hora de la merienda, sin avisar.

Tener esta máquina facilitará las cosas, sólo colocamos chocolate y una bandeja de las frutas que tenemos en el refri, ¡la máquina hará el resto!

Las mejores fuentes de chocolate

¿Cuál es la mejor fuente de chocolate?

Chicos y grandes, todos compartimos la emoción y el deseo de tener nuestra propia fuente de chocolate en casa. Para procurarnos la mejor, hay que estar atentos al uso que le daremos.. La mejor fuente de chocolate deberá ser compacta, si sólo la usarás en casa, con pocas personas.

En el caso contrario, esto no te funcionará. Una buena inversión también vendrá acompañada de accesorios o al menos será versátil.

1. Fuente de chocolate cascada de Clatronic SKB 3248

Calidad profesional

Tenía que abrir esta comparativa con esta fuente de chocolate profesional, de tres niveles, que tiene una muy ventajosa capacidad de albergar hasta un kilo de chocolate, lo cual es ideal para grupos grandes de personas, incluso de 50 invitados.

Está fabricada en acero inoxidable, seguro para tus alimentos y para tu salud. Este material además le aumenta la durabilidad al producto y le agrega un toque de elegancia en su presentación. Cuenta con motor y termostato con funcionamiento por separado, lo que permite que sea una máquina versátil y funcione con otro alimentos.

2. Fuente de chocolate de 4 niveles de Huanyu

Para eventos y banquetes

Mientras de más alto caiga el chocolate fundido, mejor es el espectáculo a la vista y esta fuente lo tiene clarísimo. Además, su estructura de acero inoxidable permite que sea una presentación mucho más bonita, y facilita la cosas al limpiar la fuente, tan sólo necesitarás limpiar con agua a 50 o 60 grados.

Por otro lado, el tornillo central es de plástico sólido para reducir el sonido al trabajar. Esta máquina de chocolate puede albergar hasta 1360 g chocolate para servir a 20 ó 50 personas al mismo tiempo.

3. Fuente de chocolate pequeña de Orbegozo FCH 4000

Lo justo y lo necesario

Algunos no necesitamos mucho para entretenernos en casa y esta fuente de chocolate de 16×15.5x23cm es ideal para cualquier espacio de la cocina.

Es una opción ideal para pasar un rato en casa, en familia, y saciar el antojo de una fresas o dulces, como los las nubes, con chocolate.

Su potencia de 32W le permite trabajar con cualquier tipo de chocolate: blanco, con leche, puro o espeso. Su Luz indicadora de funcionamiento y base antideslizante son un plus en términos de seguridad.

4. Fuente de chocolate de Tristar CF-1603

Pequeña pero cumplidora

Si estás buscando una opción para usar en casa, unas pocas personas, en mi opinión, esta es otra fuente que puede hacer ese trabajo de manera sobresaliente.

Funciona muy bien para rellenar panqueques, cubrir frutas, gofres, galletas o helados, y hasta decorar bombones.

Su tamaño compacto permite que se fácil de colocar en tu cocina y que sea cómodo de usar y de almacenar. Su función de mantener caliente, permite que el chocolate esté líquido por más tiempo.

5. Fuente de chocolate de Ariete 2962

Cuqui y funcional

Para quienes buscan comodidad, la verdad es que este es una fuente super fácil de montar y de desmontar, lo que facilita su uso y su limpieza.

Tiene un diseño bastante bonito, de color rojo y de acero inoxidable, lo que la hace por sí sola una pieza de decoración para tus reuniones.

Pero no es tan sólo una niña bonita, su potencia de 90W y capacidad de 500g de chocolate, te asegura un chocolate más espeso y mejor diluido en todo momento.

6. Fuente de chocolate de Masterchef Junior MCJPFCHA

Facilidad de uso

No por nada es de las fuentes más vendidas, y es que la avala uno de los programas más vistos: Masterchef Junior.

Gracias a su potencia de 85W el chocolate fluye con mayor facilidad y soltura, mientras que su capacidad de 740 g es ideal para una merienda para los pequeños de la casa o una celebración.

Es fácil de montar y desmontar, lo que ayuda positivamente a bajar el esfuerzo a la hora de limpiarla.

7. Fuente de chocolate de Gadgy

Compatible con cualquier chocolate

Una de las cosas más guays de esta fuente es su apariencia retro, es un pasada y un aspecto de valor para todo nostálgico de épocas pasadas o por poner un buen rollito en la cocina o celebración.

Tiene tres opciones básica de configuración, la opción de apagado, la de mantener calentita la base o de la que enciende el motor para que caiga el chocolate líquido a través de sus tres niveles. Tiene una capacidad de  750g.

8. Fuente de chocolate de Richard Bergendi

Verdaderamente potente

Una de las cosas favoritas de esta fuente es que no hace falta derretir previamente el chocolate, se puede derretir directamente en el contenedor de esta fuente de chocolate tan poderosa.

Tiene una potencia de 190W, lo que la hace verdaderamente eficiente, al punto de que es capaz de trabajar con otros ingredientes, como es el caso del dulce de leche. La cantidad mínimo que necesitas para que funcione es de 900 g, pero puede soportar hasta kilo y medio de chocolate.

9. Fuente de chocolate profesional de Royal Catering RCCF-SET1

Alto rendimiento

Quienes tienen empresas de catering o de eventos o los que celebran desde cumpleaños hasta otras fiestas grandes en casa constantemente y con muchos invitados, todos se verán beneficiados con una fuente de chocolate como esta.

Y es que es de uso y rendimiento profesional, ya que puede albergar hasta 6 Kg de chocolate que se derrite directamente en la fuente y se mantiene en la temperatura deseada por más tiempo, todo con protección frente al sobrecalentamiento.

Guía de compra de fuente de chocolate

fuente-de-chocolate

No hay fiesta o reunión en donde los invitados no estemos esperando el fondue de chocolate de una fuente de chocolate. La verdad es que es una pasada a la vista y es realmente delicioso y divertido de servir, ya sea con frutas o con cualquier otro alimento que se pueda hacer una combinación deliciosa. Mi combinación favorita es el chocolate con la fresa.

Por esto y más, no es raro que quieras hacerte con tu propia fuente de chocolate de uso doméstico. Es verdaderamente práctico y una inversión que todos en la casa agradecerán, pero que también te permitirá tener siempre algo divertido para ofrecer a tus visitantes. Si estás a punto de ir a por ella, estás en el lugar adecuado para saber qué no debes dejar de lado en tu fuente para asegurarte de que mantenga una buena relación calidad precio.

Capacidad

Si bien esta es una de las consideraciones más importantes que debes hacerte antes de comprar, la verdad es que viene acompañado de una pregunta importante ¿cuántas personas utilizarán mi fuente de chocolate a la vez? Es decir, si la utilizarás nada más con tu familia o si planeas utilizar en celebraciones grandes, afecta poderosamente la capacidad que debe tener tu fuente de chocolate.

En el mercado hay varias opciones que pueden albergar desde los 500 gramos hasta poco más de 7 kilos de chocolate. Unos 500 gr de capacidad será suficiente para el uso de unas 5 personas, por ejemplo.

Ubicación

¿Te ha pasado que compras algo y luego no tienes ni idea de dónde poner el cacharro en casa? Pues, a muchos nos ha sucedido exactamente lo mismo. Con una fuente de chocolate, lo mejor será pensar antes dónde irá.

Y es que no puede ir en cualquier lugar, tiene que ser una superficie estable y nivelada, de lo contrario, corremos el riesgo de que se caiga o de que derrame el chocolate por uno de los lados. Tampoco debe estar frente a fuentes de ventilación, como es el caso de aire acondicionado, ventilador o ventana porque el chocolate podría secarse con facilidad. Y, por último, lo mejor será tenga suficiente espacio alrededor para que podamos acceder a todos sus lados sin tropezarnos o hacer un desastre.

Derretido del chocolate

Hay una verdad como un templo que hay que revelar de antemano y es que, aunque la fuente de chocolate sea la más barata o la menos asequible, en el 99% de los casos, por no hablar de la totalidad, hay que calentar previamente el chocolate, puedes hacerlo a baño de maría o en el microondas, como desees, pero las fuentes suelen ser más para exhibición que para derretir propiamente el chocolate.

Pero sí que es verdad que hay fuentes más grandes, sobre todo modelos de gama alta que pueden ofrecer ese valor adicional de derretir el chocolate. Pueden hacerlo porque tienen una mayor potencia y gracias a esto pueden calentar el chocolate en una cantidad de tiempo competente, por eso es que es importante mirar la potencia de la fuente de tu elección.

Limpieza

Una fuente está siempre llena de chocolate derretido por todos lados y, a menudo, ese chocolate se puede meter en rendijas y pequeñas partes de la fuente. Así que, como te lo imaginarás, no es precisamente un artefacto que, en general, sea fácil de limpiar.

Pero hay que hacerlo antes y después de cada uso para que sea seguro y todo el proceso sea lo más higiénico posible. Aunque no te voy a prometer que será divertido de limpiar, la verdad es que hay cosas que pueden hacer que esta tarea sea menos tediosa, por ejemplo, limpiar el chocolate antes de que se solidifique nuevamente, lavar con agua caliente y encontrar una fuente donde la parte de la fuente se pueda desmontar de la unidad principal y lavar sola, una pequeña parte es apta para lavar en lavavajillas.

Durabilidad

No importa cuánto valga, debes asegurarte que cada una de las fuentes de chocolate de tu selección merezca el precio que tiene. Tu dinero vale. Una clave para saber qué será de buena calidad es mirar sus materiales, una fuente recomendada debe ser de materiales que no se corroan fácilmente, que sean de seguridad alimentaria y que sean robustos y duraderos.

Más allá de la marca, verifica que sea de materiales confiables como el acero inoxidable, plástico realmente robusto o materiales afines para que no tengas que volver a la tienda el mes que viene. Y, claro, siempre es conveniente una amplia garantía en tiempo y condiciones.

Facilidad de uso

Sí, ya he dicho que la mayoría de las veces una fuente de chocolate no será una fuente de calor tan poderosa como para derretir en sí misma el chocolate, pero si eso te importa mucho, la mejor opción para ti será la fuente que sí sea capaz de hacerlo, incluso cuando signifique que no sea precisamente la menos costosa.

Otra cosa que determina su facilidad de uso es que sea fácil de ensamblar. Sobre todo en los casos en los que no se utilice con demasiada frecuencia, sino que la utilices para cumpleaños y ciertas celebraciones. Es ideal que te permite armarla y desarmarla con facilidad y rapidez.

Versatilidad

Si sólo deseas poner chocolate en tu fuente, esto no te interesará pero si sueles hacer reuniones y fiestas seguramente te venga muy bien el hecho de que tu fuente pueda ofrecerte algo más. En el segundo caso, debes escoger una fuente con motores y sistemas de calefacción separados, lo que le permita usar otras salsas, caramelo o queso sin encender el calentador.

Material y estilo

Algunas líneas atrás te adelantaba sobre la importancia del material en su durabilidad, pero los materiales también juegan un aspecto importante en la estética de la presentación o en la facilidad, o no, de limpieza. Una combinación de acero inoxidable y plástico pueden lucir muy elegante en cualquier celebración, pero el acero inoxidable puede ser difícil de limpiar, por ejemplo.

Ruido

Oh no, nadie quiere un cacharro ruidoso, que suene a coche descompuesto, por el contrario, necesitamos que nuestra fuente tenga un motor que haga el mínimo de ruido si tenemos una velada íntima, en casa.

Ahora bien, si tus reuniones y fiestas suelen ser al aire libre y con conversaciones y música alta alrededor, todo sucediendo al mismo tiempo, este puede ser un factor que pueda no afectar demasiado.

¿Cómo instalar la fuente de chocolate?

Mejor-fuente-de-chocolate

Si bien la mayoría de las fuentes incluyen su instructivo o manual, la verdad es que generalmente suelen funcionar de la misma forma, la mayoría de ellas, así que te dejo unos consejillos claves.

Nivela: Esto es lo primero que tienes que hacer, asegurarte que la superficie sea estable y la fuente esté nivelada. Si o lo está, aunque sea un poquitito, esto puede afectar el rendimiento y la manera en la que tu chocolate corre por la fuente, ya que no fluirá de manera uniforme y la máquina incluso podría trabajar bajo presión.

Cuida la superficie: Es importante que la superficie sobre la que esté la fuente esté cubierta de un mantel o algo que no permita que la superficie se arruine si cae un poco de chocolate.

Asegúrate de que esté limpia: Antes de siquiera encender la máquina, es muy importante que cercioramos que la fuente está en buen estado, esto significa que todas las piezas y partes de ella deben estar limpias y en perfecto funcionamiento.

Protege el chocolate: Debes corroborar que el chocolate no esté demasiado expuesto al viento o a cualquier otro elemento que lo seque o lo contamiente. No queremos que se arruine nuestro chocolate.

Protége tu chocolate incluso en interiores: No importa si estás dentro de casa o en un salón de fiestas, el aire acondicionado o un ventilador podrían estropear de igual manera tu chocolate porque pueden endurecerlo y ejercer una presión considerable sobre el mecanismo de la bomba. También es mejor mantenerlo alejado de zonas concurridas, donde alguien pueda golpearlo accidentalmente.

Aléjala de niños o mascotas: Para la seguridad de ellos y de la máquina, lo mejor es que tu fuente de chocolate esté fuera del alcance de los niños y de tus adoradas mascotas. La fuente emana calor, con lo cual es peligroso para los pequeños deditos o las patitas. Debes saber también que el chocolate es tóxico para tus perritos, así que hay que tener el doble de cuidado con ellos.

Ayuda a tu fuente: Algunas máquinas de chocolate no pueden derretirlo directamente, pero en general simplemente se les va a hacer un poco dificil, es por eso que tu fuente de chocolate valorará de sobre manera si le echas una mano.

Derrite tu chocolate previamente a baño de maría o con el microondas, si tu opción es la segunda, procura que no se queme. Lo ideal es ponerlo en el microondas de 5 a 10 segundos y revolver con una paleta, luego repetir el procedimiento hasta que se derrita sin quemarse o hacer burbujitas.


Preguntas frecuentes

Si que es verdad que desde afuera puede verse esta como una inversión un poco superficial, pero la verdad es que cuando tenemos muy claro cómo funciona la máquina, su propósito, todos sus posibles usos y si eres realmente amante al chocolate, esto terminará siendo una súper inversión. Pero, claro, primero lo primero, vamos a resolver todas estas dudas:

🍫 1. ¿Qué tipo de chocolate se usa en una fuente de chocolate?

El chocolate para coberturas (Couverture) es un chocolate para fuente ideal por su alto porcentaje de manteca de cacao, pero la verdad es que puede utilizarse cualquier chocolate que pueda derretirse y fluir con facilidad. Para que una fuente funcione correctamente en tu fuente, el chocolate que utilices debe tener un flujo suave consistencia de crema ligera cuando se derrite. En algunos casos, se puede agregar un poco de aceite extra para ayudar a que el chocolate logre este efecto cuando no lo hace por sí solo.

🍫 2. ¿Cómo funciona una fuente de chocolate?

Utiliza un mecanismo conocido como tornillo de Arquímedes, con esto logra transferir chocolate líquido a la parte superior de la fuente. El motor de la máquina también es capaz de generar el calor necesario para derretir y mantener en estado líquido el chocolate.

🍫 3. ¿Puedo usar el chocolate normal en la fuente de chocolate?

Sí, siempre que tu chocolate sea fluido. Si no está en estado líquido de antemano o es difícil de derretir, la máquina se puede obstruir.

🍫 4. ¿La fuente de chocolate derrite el chocolate?

Una vez en la temperatura adecuada, una fuente es capaz de derretir el chocolate en unos 30 o 45 minutitos.

🍫 5. ¿Puedo reutilizar el chocolate de la fuente de chocolate?

Sí, claro. Si es chocolate sigue en estado líquido, sólo debes colocarlo en un recipiente que sea apto para uso en microondas y guardarlo para una próxima ocasión. Si ya se ha solidificado, debes derretirlo primero, antes de guardarlo.

Deja su mensaje