Mejor-máquina-para-hacer-donuts

Nuestros niños están muy expuestos a las grasas saturadas y a los azúcares refinados, pero coincidiras conmigo en que no se les puede privar de meriendas deliciosas para el cole o en la tarde en casa. Por eso, si como yo, has decidido hacer grandes cambios, pillar la mejor maquina para hacer donuts te vendrá bien para obtener donuts saludables pero igual de esponjocillos y deliciosos como te gustan.

Las Mejores Máquinas Para Hacer Donuts

¿Cuál es la mejor máquina para hacer donuts?

La máquina para hacer donuts correcta te puede ahorrar tiempo, esfuerzo, dinero y uno que otro dolor de cabeza innecesario. Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta para poder encontrar la mejor opción. Pero podría decirse que el aislamiento térmico en su parte exterior y asas, así como las placas antiadherentes, para que la masa no se pegue, y una fácil limpieza son de máxima importancia.

1. Máquina para hacer donuts de Clatronic DM 3495

Con seguridad contra sobrecalentamiento

Pensado para las familias grandes o para las pequeñas, pero con un apetito grande, esta máquina es capaz de hacer 7 donuts dorados y esponjosos en tan solo una tanda que dura unos pocos minutos en estar lista. No tendrás que esperar demasiado para degustar tu merienda.

Cuenta con dos indicadores de luz: uno que para saber cuando está encendida o apagada y otra para el control de la temperatura. Y es que esta máquina cuenta con termostato ajustable automáticamente de la temperatura para elaborar unos perfectos donuts donuts esponjosos.

Otra ventaja destacable de esta máquina es que sus placas son antiadherente y de alta calidad. Esto permite dos cosas: sacar con facilidad los donuts y que la limpieza sea verdaderamente sencilla. Y, para más seguridad, su carcasa y su asa es de tacto frío, lo que permite aislar el calor generado y evitar quemaduras..

2. Máquina para hacer donuts de Team Kalorik TKG CKM 1002 NYC

Donuts faciles y ricos

Si estás pensando en mantener una vida saludable sin quitarte uno que otro caprichito, puedes agregar esta máquina para hacer donuts en tu vida, ya que será la mejor herramienta para hacer donuts sin azúcar o con menos de las que tienen las industriales y lo mejor de todo es que no necesitarás grasas añadidas porque no son fritas.

Con esta máquina podrás hacer hasta 6 donuts al mismo tiempo, de forma rápida y práctica. Recuerda que debes precalentar la máquina antes de prepararlos, pero también la ventaja de esta máquina es que tiene placas antiadherentes que no permiten que la mezcla que se pegue.

Sus dimensiones de 27 x 24.5 x 10 cm hacen que sea fácil de maniobrar y de almacenar. Esta máquina incluye cuatro bases de goma antideslizantes para mayor estabilidad durante la cocción.

3. Máquina para hacer donuts de EBTOOLS

Siete donuts en minutos

Lo primero que atrae es su exterior amarillo vibrante que salta a la vista, pero lo mejor está dentro de la máquina. Está diseñada para generar calor de ambos lados, lo que significa que no tendrás que darle vuelta a tus donuts para que se cocinen de forma homogénea. Además, sus planchas son antiadherentes, así que tu mezcla no se va a pegar.

Esta máquina de hacer rosquillas y donuts es ideal porque está hecha de material de calidad alimentaria, seguro y duradero, por tu salud y la de los tuyos. Para tu comodidad es también bastante sencilla de usar, es intuitiva, lo cual facilita mucho las cosas y te ahorra esfuerzo innecesario.

4. Máquina para hacer donuts de Bestron

Indicadores de fin de cocción incluidos

Los nostálgicos de épocas pasadas y amantes de lo vintage amaran esta máquina por su diseño retro y su color que no deja indiferente a nadie. Además, con esta máquina podrás hacer 7 donuts en una sola tanda en 7 huecos con un diámetro de 5 cm cada uno.

Por otro lado, no necesitarás ni más grasa ni moldes de papel, ya que las placas son antiadherentes y no permiten que los donuts se peguen. Esto las hace más saludables y reduce el residuo en su preparación.

Tiene una combinación de plástico de seguridad alimentaria y de metal, al tiempo que sus medidas: 25,7x20x9,3 cm permiten que se pueda colocar de manera agradable sobre la encimera o almacenar en un cajón promedio.

5. Máquina para hacer donuts de Melissa 3 in 1

La versatilidad que tus meriendas merecen

Cuando se trata de versatilidad sí que hay que hablar de esta máquina de hacer donuts que puede hacer más que eso, ya que incluye tres placas intercambiables, una con moldes para hacer donuts, otra con moldes para hacer magdalenas y otra con moldes para las famosas cake pops.

Los moldes pueden lavarse individualmente en el lavavajillas, lo cual facilita el trabajo mogollón, además, son antiadherentes, por lo que nada se les queda incrustado. Por si fuera poco, la máquina incluye control de temperatura automático y 700 W de potencia: ¡donuts listos en poco tiempo!

Su base antideslizante no permite accidentes y su clip permite un cierre mucho más seguro. Si te parece poco, debes saber que incluye un recetario variado.

Cosas a considerar antes de comprar una máquina para hacer donuts

donuts-con-glaseado-rosa

Como ya lo sabemos los amantes de los donuts, este es un postre muy rico y que le alegra el día a cualquiera. Va muy bien de merienda, pero incluso hasta de desayuno, acompañado con un chocolate caliente o con un buen café. Y, vamos, los niños lo adoran, aunque los adultos también.

La parte no tan positiva de este postre es que es frito y esto no lo hace la mejor opción para nuestra dieta diaria. Sin embargo, una máquina para hacer donuts, nos ayuda mogollón con este problema porque es una alternativa para hacer nuestras donuts favoritas horneadas, pero sin perder perder la esencia de una donut propiamente dicha, ya que mantienen su forma, contextura y su sabor.

Sí, todo suena muy fácil y realmente lo es, una máquina para hacer donuts facilita enormemente las cosas, el resto está en escoger bien tu modelo y ahí es donde más hay que poner cuidado en los detalles. Mi recomendación es tener bien en cuenta tus necesidades como consumidor y revisar estas características.

Capacidad

Una de las cosas más importantes a la hora de comprar tu màquina para hacer donuts es precisamente este detalle: la capacidad. Esto viene aunado al tamaño de la màquina, asì que hay que tener doble cuidado.

Como es lògico, los más grandes, suelen tener màs espacio para hacer una mayor cantidad de donuts, pero por supuesto esto supone que necesitarás más espacio en donde colocar la máquina.

Hay una que otra marca que aún ofrece un diseño de máquina de donuts pequeña que puede hacer muchos donuts, pero suelen ser mini donuts. Lo mejor opción será aquella que mejor se ajusta a tus necesidades, y eso se logra tomando en cuenta tu espacio de almacenamiento y cuántas personas son en casa. ¿Necesitas hacer donuts para más de cuatro personas? ¿Haces donuts para reuniones familiares y fiestas? Planteate esto como punto de partida.

Tiempo

El tiempo que tarda tu máquina en hacer tus donuts definitivamente puede afectar, en mi opinión, la conveniencia de la donutera. Y es que no es un secreto que los seres humanos podemos ser bastante impacientes por naturaleza.

¿Quién no quieres una buenas donuts al momento? Es por eso que la mayoría, antes de hacer postres caseros, piensa en la opción de ir al horno de la esquina y comprar sus favoritos, antes que pasar por el proceso de preparar la masa y esperar el tiempo que tome la cocción del mismo.

En este caso, para cerciorarte que tu máquina de donuts será eficiente, tienes que llevar tus ojos a los vatios de tu máquina, pues mientras más potencia de los mismos, más rápido trabajará porque producirá más calor.

Esto puede compensar incluso la capacidad de la máquina, en ciertos casos, ya que si tienes una máquina que realiza cuatro donuts y aunque son cuatro en casa, a cada uno le gusta comer dos donuts, entonces tener una máquina que trabaje en menor tiempo puede permitirte comer los primeros cuatro donuts mientras esperan que esté lista la segunda tanda, y sin desesperar.

Regulación de calor

Todos a los que nos gusta cocinar en casa sabemos que al estar en contacto con una freidora o con electrodomésticos que trabajan con calor, siempre tenemos que tener un extra de cuidado para no quemarnos y, por supuesto, no quemar lo que sea que estemos preparando.

En este caso, lo mejor es contar con una regulación de calor y que tú puedas modificar la temperatura o la intensidad de calor que están recibiendo tus alimentos, especialmente en el caso de nuestros donuts.

Además de esto, es bueno contar con una máquina para hacer donuts que disponga de apagado automático al detectar sobrecalentamiento en la máquina y prevenir que se quemen tus donuts o que se dañe la máquina.

También es conveniente que tenga un aviso que nos avise cuando nuestros donuts estén listos y sea momento de apagar la máquina. Este aviso puede ser visual, con alguna luz parpadeante, por ejemplo, o puede ser auditivo, con sonidos cortos y repetidos que nos alertarán.

Funcionalidad

Esta es una de mis características favoritas a la hora de pillar cualquier electrodoméstico de los que se ofrece en el mercado, y lo pongo incluso por encima de que sea barato o no, pero por supuesto lo es aún más importante en una máquina para hacer donuts y, creeme, esto reducirá mucho tu selección.

Todo dependerá de qué tipo de usuario eres y lo que desees, pero eue tu máquina sea fácil de usar significa que es práctica para ti y que te evitará poner demasiado esfuerzo en la preparación.

Aquí tiene mucho que ver su diseño, por ejemplo, es ideal que cuente con un mango ergonómico, de fácil agarre, que no retenga el calor, para evitar quemaduras durante su manipulación y para que sea fácil de manejar antes, durante y después de la elaboración de tus donuts.

Un sistema de cierre seguro es también importante, esto evita que se abra con facilidad durante la preparación o que pueda venir algún curioso a abrir la máquina durante la cocción, afectando el resultado final. Y, por supuesto, evita los derrames.

El aislamiento es también algo a tomar en cuenta, así como que su limpieza sea sencilla y rápida y esto se puede lograr si las placas o bandejas que utilizan son extraíbles porque será mucho más cómodo de lavar como limpias de forma habitual tus trastes. También es bueno que tengan recubrimiento antiadherente, de esta manera nada se quedará incrustado en la superficie y será mucho más fácil de sacar con una esponja o paño.

¿Has pensado en que tenga un par de patas antiresbalantes? Pues, esta un detalle que no es imprescindible pero en el que es bueno pensar porque tiene muchas ventajas, la primera es la seguridad y la segunda es la comodidad, ya que evitará que tu máquina se deslice cuando está en uso, sino que se mantendrá firme y estable.

¿Cómo usar una máquina para hacer donuts?

Mejor-máquina-para-hacer-donuts

Hacer donuts caseros puede ser una experiencia verdaderamente divertida para hacer en casa, especialmente cuando apetece un buen postre, pero no apetece salir de casa. A su vez, muchas veces resulta una alternativa menos costosa y saludable a comprar donuts en el horno de la esquina, cada que te apetece o a le apetece a tus niños.

En general, la máquina de donuts suele ser un artefacto bastante fácil de usar, aunque, como te adelantaba, hay que velar porque su manejo sea el más sencillo posible. Esta máquina tiene agujeros con la forma habitual de los donuts y es el que vamos a rellenar con nuestra mezcla casera.

Después de hacer tu mezcla, puede verterla en un tubo de presión para posteriormente aplicar la cantidad necesaria en cada agujerito de la máquina o bien puede servirse en esos agujeros con ayuda de una cuchara, lo que te resulte más cómodo.

Pero antes de esto es importante que sepas que la máquina se debe precalentar, por lo general, tiene una lucecita que indica cuando tiene la temperatura ideal para que puedan llenarse los agujeros. Por esto vale la pena invertir en una máquina de uso intuitivo.

Una vez rellenados los huecos con la masa, debes cerrar la tapa, en caso de que la tenga, y asegurar el pestillo para que no haya derrames innecesarios y todo se mantenga en su lugar.

En algunos casos, para lograr una cocción uniforme, se debe dar vuelta a los donuts, pero en otros la máquina de donuts dispone de calor en ambos lados, con lo cual no hace falta dar esta vuelta. Esto es necesario que lo mires en las características de tu máquina, antes de empezar a preparar tus donuts.

Por último, es importante que sepas que la higiene de la máquina es vital. De hecho, lo ideal es que limpies tu máquina antes y después de preparar tus donuts. Así también, debes saber que, si tienes alguna duda, siempre puedes contar con el instructivo que trae, esto te ayudará a sacarle más provecho y a conocerla a fondo.

Preguntas frecuentes

Además de cómo encontrar una máquina para hacer donuts que sea asequible y que sea realmente eficiente y funcional, que hemos resuelto unas líneas atrás y con una comparativa detallada, hay muchas preguntas que se hacen los usuarios y que pueden quedar en el aire. De esas, hay dos muy populares y que he decidido resolver para que puedas sacarle partido a tu máquina de donuts como debe ser.

🍩 1. ¿Cuáles son los diferentes tipos de donuts?

Los donuts son de los postres más versátiles que hay, se pueden hacer con una variedad de toppings e incluso en la elaboración de la masa se pueden sustituir algunos ingredientes y adecuarlos a tus necesidades dietéticas y calóricas.

Pero si nos vamos a los donuts más tradicionales, encontramos el donut típico, con un huequito en el centro y glaseado en la parte de arriba, podemos encontrar también los donuts rellenos, que no tienen huequito en el centro sino que tienen un centro líquido de chocolate, dulce de leche o de mermelada de frutas, por ejemplo y los donuts simples o planos que se pueden acompañar incluso con alimentos salados.

🍩 2. ¿Cómo limpiar una máquina de hacer donuts?

Depende de cada modelo que sea más o menos fácil de limpiar, pero por lo general, se pueden seguir estos simples pasos:

  • Desconecta la máquina.
  • Retira las migajas o partículas de mezcla que quedaron después de la preparación.
  • Coge un paño y remojalo en una mezcla de agua con un poco de jabón.
  • Pasa el paño sobre la superficie y frota hasta limpiarla bien.
  • Ahora, con otro paño, remojado solamente en agua, procede a quitar el jabón que ha quedado en la superficie. Repite esto tanto como sea necesario. No debe quedar jabón.
  • Deja secar la máquina de forma natural.

Deja su mensaje