mejor-molinillo-de-cafe

Gozar de una buena taza de café para empezar cada manaña o por las tardes para recobrar el ánimo es todo un placer. Para ello está el mejor molinillo de café, el cual permite moler el café en casa antes de cada preparación y así lograr un aroma y sabor insuperables.

No sabes lo que ha cambiado mi vida desde que puedo disfrutar del café recién molido. Es una verdadera pasada.

Los Mejores Molinillos de Café

¿Cuál es el mejor molinillo de café?

El paladar de cada amante del café es un mundo. Dicho esto, no hay un solo molinillo que sea el mejor para todos, sino que depende de los gustos y necesidades de cada quien. Pero, sí que deberías buscar un modelo hecho con partes de acero inoxidable por la durabilidad y porque no afecta al sabor, con cuchillas o muelas cónicas, y que sea muy fácil de limpiar.

1. Molinillo de café Bosch TSM6A013B

Compacto y efectivo

El primer modelo de nuestra selección es un completo molinillo eléctrico de la marca Bosch, el cual emplea cuchillas de acero inoxidable activadas por un motor de 180 W. También es bastante pequeña, con 17 de cm de altura y 9 cm de diámetro, es fácil de colocar en cualquier lugar de tu cocina sin molestar.

Este tamaño también afecta su capacidad, que es de tan solo 75 gramos, ideal para solteros o parejas que no consuman demasiado café.

Incluye interruptor de seguridad y debes activar el seguro de la tapa para poder ponerlo en funcionamiento.

2. Molinillo de café bar Graef CM702EU

Kit completo

Posee uno de los sistemas de muelas más eficientes y que logran los mejores resultados, el de muelas cónicas de acero inoxidable. Logran un molido muy fino y preciso, sin desperdiciar casi nada de café y además son fáciles de limpiar.

Además, cuenta con un contenedor de granos de 250 gramos, como para que no tengas que estar reponiendo el café constantemente, y otro de 100 gr para el café ya molido.

Tiene motor de 128W, función automática, la base y muelas son desmontables, incluye empuñadoras pequeña y grande para el dosificador y cepillo para limpiar.

3. Molinillo de café DeLonghi KG 79

Versátil y muy preciso

Molinillo de café eléctrico con muelas de acero inoxidable que ofrecen una excelente durabilidad y un molido bastante fino junto a su motor de 110 W. A su vez, su diseño es una pasada, muy moderno y con bonito estilo, que combina fácilmente con cocinas de estilo moderno.

Incluye un contenedor para los granos de café extraíble, bases de goma antideslizante para sujetarse bien de la encimera y el cable se puede almacenar bajo el producto, ahorrando más espacio todavía.

También te permite ajustar el grosor del molido.


4. Molinillo de café Krups GVX242

Lo tiene todo

Este maravilloso molinillo tiene todo lo que un buen amante del café podría esperar, desde el sistema de muelas planas con 17 ajustes de triturado y un motor con potencia de 100 W. Ningún grano se le pasará sin moler con total precisión y uniformidad.

Lo bueno es que le puedes pedir que muela solo el café necesario para el número de tazas que quieras hacer, de 2 a 12, y una vez que lo hace, se apaga automáticamente. Una verdadera pasada.

Tiene contenedor de granos de 200gr, muelas extraíbles y cepillo para la limpieza

5. Molinillo de café KYG 4396

Para todos

Permite preparar hasta 15 tazas de café por vez y armar tu cafetería express en casa, además de que es fácil de limpiar porque, al igual que las cuchillas, es de acero inoxidable y se puede lavar en lavavajillas.

También es uno de los molinillos más versátiles, ya que cuenta con dos contenedores de molienda diferentes, con lo cual podrás triturar y moler no solo el café, sino diversos alimentos como frutos secos y especies, y húmedos como ajo, frutas, verduras u hojas frescas.

Cuenta con sistema de seguridad que requiere cerrar la tapa correctamente para funcionar.

6. Molinillo de café Moulinex MC3001

Compacto y versátil

Este molinillo también incluye un par de cuchillas de acero inoxidable diferentes para trabajar no solo con café o frutos secos, sino que la otra cuchilla va perfecta para especias, semillas y granos. Aparte, el motor es de 180W y tiene capacidad para moler 80gr.

Es muy fácil de usar y compacto, además de tener un diseño muy agradable a la vista con los típicos acabados en rojo y blanco de la marca.

A pesar de ser bastante sencillo, también incluye sistema de seguridad que obliga a cerrar bien la tapa para poder encender el aparato.

7. Molinillo de café eléctrico KYG 3503

Para todo uso

Hemos llegado al molinillo más potente de la comparativa, con unos 300 W que dan poder a las cuchillas de acero inoxidable para conseguir un molido muy fino. La parte externa está cubierta de plástico libre de BPA y además cuenta con el sistema de seguridad que obliga a cerrar la tapa correctamente para poder poner en funcionamiento el aparato.

A su vez, puedes usarlo como molinillo de semillas, frutos secos, hierbas o especias y usar su depósito de granos de 100 gr para no tener que reponer todo el tiempo.

8. Molinillo de café manual Henry Charles Finest Collection

Se adapta a todo

Ideal para los que prefieren el molido manual y las posibilidades prácticamente infinitas de grosor y uniformidad del grano. Utiliza muelas planas de cerámica, que ofrecen mucha durabilidad y resistencia al desgaste y que, con la práctica suficiente, te permitirán lograr la consistencia y resultados que deseas. Además, las puedes ajustar en tamaño fino, medio y grueso.

También tiene un diseño elegante y bonito y es perfecto para llevar contigo en viajes o hasta para la oficina. Incluso trae una bolsa de transporte muy guay.

Características para mirar en un molinillo de café

molinillo-de-cafe

Antes de comprar uno de estos aparatos y que te sientes a moler café, es importante que te asegures de escoger un modelo guay, que valga la pena, con materiales duraderos y que tenga las funciones, capacidad y toda la versatilidad y conveniencia que necesitas. Pero, ¿cómo evaluar estos aspectos? En esta sección te echamos un cable para que sepas qué cosas debería tener tu próximo molinillo de café:

Consistencia

Los molinillos de café de buena calidad tienen la capacidad de moler los granos de una forma consistente, es decir, que todos los granos san triturados con la misma fineza y grosor. Esto evita que tengas zonas del café con más grumos o trozos más gruesos y grandes que otros.

La importancia de esto es que así te aseguras de que el café conserve un buen aroma y sabor, un sabor consistente. Recuerda que puedes tener el mejor tipo de café del mundo, pero si el procesamiento y preparación están mal, lo estarás desaprovechando.

Capacidad

Como con cualquier otro producto, la capacidad que necesites dependerá claramente de la cantidad de café que sueles consumir. Si te gusta moler los granos de café justo antes de prepararlo para conservar el aroma y otras propiedades, entonces fíjate en que pueda con las cantidades que necesitas para tus tazas.

Si en tu hogar hay muchos tomadores de café o simplemente sueles beber mogollón de café todos los días (tranquilo, no juzgamos, también lo amamos), entonces te conviene escoger un modelo con gran capacidad para que nadie se vaya a quedar sin una deliciosa taza.

Tamaño

La capacidad y tamaño están íntimamente relacionados, ya que no puede haber un molinillo de café pequeño y compacto, pero de gran capacidad. Sin embargo, es importante separar el tamaño de la capacidad por las implicaciones que tiene en cuanto a la organización, decoración y espacio que hay en tu cocina.

En estos casos, al tener una encimera más reducida o un espacio menor para colocar aparatos y electrodomésticos, sin dudas te hará falta un molinillo de café un poco más pequeño. Estas máquinas más pequeñas tienen menor capacidad y también suelen ser más sencillas en el sentido de que no tendrán tantas funciones.

Sin embargo, si no estás acostumbrado a tomar mucho café o no planeas moler los granos tan seguido, no será un problema contar con un molinillo de menor capacidad.

Precio

Venga, que sabemos que entre tantas opciones que hay en el mercado, muchas veces nos vemos tentados a comprar las más avanzadas y, a veces, costosas. Pero, como habrás visto en nuestra comparativa, no siempre es necesario que gastes demasiada pasta en un molinillo de café, ya que hay modelos bastante asequibles que pude ofrecerte la mejor relación calidad precio.

Es que los precios pueden ir desde los 20 EUR por un modelo manual de un par de tazas de capacidad, otros de 50 pavos con unos 200 gramos de capacidad y otros que ya pasan de los 80 y 100 EUR, pero que tienen bastante potencia y pueden almacenar más de 250 gramos de café. Son los modelos de gama alta.

Conveniencia

Dejando de un lado el tamaño o capacidad, hay que pensar en muchas otras cosas que afectan la conveniencia y practicidad de un molinillo de café. Una de ellas es la facilidad de limpieza, ya que cada cierto tiempo es recomendado limpiar las cuchillas para que no queden restos de café atorados que puedan dañar el funcionamiento. También debes ver qué tan fácil es de instalar y usar cada vez.

A su vez, piensa en si necesitas llevártelo contigo de viaje o no, e incluso si eres de esos a los que les gusta toquetear cada botón de cada aparato que tienen y descubrir todas las funciones y configuraciones posibles, o si eres un poco más simplista y prefieres tocar un par de botones y que la máquina se encargue del resto.

Todos estos aspectos son fundamentales, pero solo sabrás escogerlos tú mismo en función de lo que buscas.

Materiales

Entre los materiales siempre tendrás la opción del plástico, solo que recuerda que es el material más barato y, si no es un plástico de calidad o de alta resistencia, tenderá a petar en poco tiempo. Es que el mecanismo de molido genera mucha presión, así que otros materiales como cerámica o acero inoxidable serán más duraderos y confiables.

En cuanto a la cerámica, es muy fuerte y resistente, solo que muchas veces resulta difícil dar con los repuestos, los cuales además son relativamente más costosos que en molinillos de café de otros materiales.

Por último, está el acero inoxidable, que se alza como la mejor opción en la mayoría de los casos. Es muy fácil de limpiar, además de que no añade sabores ni los modifica, como sí puede pasar con los plásticos, y sus repuestos y reemplazos, de normal son menos costosos y fáciles de conseguir.

Las opiniones

Siempre vale la pena que leas las opiniones de otros usuarios peor no para alejarte apenas veas la primera queja, sino para tener un ojo crítico y saber mirar cosas que sean señales de baja calidad o de que el producto simplemente no está a la altura. Si ves que varios usuarios se quejan del mismo aspecto, entonces sabrás que algo ha fallado y te conviene alejarte de ese producto.

¿Por qué deberías moler tu propio café?

mejor-molinillo-de-cafe

Hacer tu propio café molido tiene excelentes beneficios, sobre todo relacionados con el sabor y aroma. Si ya los has usado anteriormente, entonces entiendes de lo que te hablamos, y si no, prepárate para descubrir todas las ventajas de moler tu café:

  • Sabor fresco

El café recién molido es especialmente aromático, lo cual hace que el sabor también sea más agradable y fresco. Lo que pasa cuando compramos café ya molido en el super es que, al romper el grano, todas esas partículas de sabor se van esparciendo y perdiendo poco a poco. Así que, si ya el café molido del super tiene ese aroma tan agradable, imagina el potente y delicioso aroma y sabor de un café que acabas de moler en casa.

También ayuda a que la textura del café sea más apropiada y mejora la longevidad de tus granos.

  • Mejor calidad

Una de las ventajas de comer comida fresca y natural y evitar los procesados y empaquetados, es que aprovechas los nutrientes y propiedades del alimento de forma más completa. Cuando el café molido del super llega a tu taza, ya ha pasado por muchos procesos y ha viajado al menos cientos de kilómetros, perdiendo en el camino propiedades, nutrientes y vitaminas, además de que se va secando y podría tener aditivos artificiales.

Si mueles tu propio café te aseguras de aprovechar el producto directo del grano, sin intermediarios.

  • Mayor control

Esto afecta a los más adictos al café, como nuestro equipo de redacción. Es que los que amamos el café y lo bebemos todos los días, casi siempre lo preferimos de una forma específica y seguramente a ti te pasa lo mismo. En estos casos, tener tu propio molinillo te ayuda a ajustar cosas como la densidad del grano, complejidad o tamaño de las partículas. Todo esto permite controlar el resultado final.

  • Molinillos de café multifuncionales

Algo que tal vez no sabías es que las cuchillas de acero inoxidable o muelas de los molinillos también pueden procesar frutos secos como nueces y otros alimentos como la albahaca. Pero, si lo usarás para esto, recuerda lavar bien las cuchillas antes de hacer café. Aquí volverás a notar la importancia de un producto que sea fácil de limpiar.

Tipos de molinillos de café

Como habrás podido ver en tantas opciones que hay, los molinillos de café vienen en diferentes estilos y con diversos mecanismos de funcionamiento. Así que escoger el tipo adecuado será otra consideración importante.

Molinillo de café de rebabas

Los molinillos de café de muelas o rebabas son los más comunes para uso casero y funcionan con una serie de engranajes o fresas que muelen el café a medida que este pasa a través de ellas, dejando un resultado bastante uniforme, y con posibilidad de escoger diferentes niveles de molido.

Sin embargo, de normal cuestan unos cuantos pavos más que otros mecanismos, ya que son un poco más complicados. A su vez, no es tan fácil conseguir recambios para el sistema de engranajes, y la instalación tampoco es muy sencilla, lo cual seguro te costará un poco de mano de obra.

Rebabas cónicas y de disco

Dentro de este tipo de molinillo de café también existen dos distinciones principales dependiendo del tipo de rebabas o fresas utilizadas. Los primeros modelos usaban rebabas de disco o planas, las cuales funcionan dejando pasar el grano entre ellas, en ángulos de 90º. El problema principal es que muchas veces retienen parte de los granos y no terminan de bajar hacia el contenedor. Así que, para hacerte una buena taza de café tendrás que usar unos granos de más para compensar.

Luego llegaron las rebabas cónicas, que como has podido adivinar, tienen forma de cono y permiten que los granos bajen de una forma un poco más natural aprovechando la gravedad, evitando retener tanto grano. A su vez, son más fáciles de limpiar y mantener, cuestan menos y también son bastante más silenciosos que las de disco.

Molinillo de café de cuchilla

Estos modelos van con cuchillas como una licuadora, así que al final el procesamiento del grano es bastante indiscriminado y disparejo. Esto da como resultado, lo has adivinado, un producto de consistencia poco uniforme, lo cual ya sabemos que afecta la textura, sabor y aroma del café. Una manera de evitar esto es pasar muchas veces el molinillo para que termine de romper esos granos que han quedado grandes. Pero esto te costará tiempo y esfuerzo.

Por su simplicidad, este diseño da lugar a los molinillos más asequibles.

Molinillos manuales vs. Eléctricos

Entre ambos modelos hay diferencias notables. La primera es que obviamente los molinillos eléctricos son más complejos y tienen un coste mayor, ya que involucran más partes, además de la electrónica. Los molinillos manuales son mucho más simples, ya que simplemente llevan una manivela y el sistema interno de muelas o rebabas.

Ahora bien, una ventaja de los manuales es que no requieren de ningún ajuste inicial, mientras que los eléctricos sí. Ahora bien, una vez que los ajustas, ya luego solo tienes que tocar un par de botones para que el aparato lo haga todo sin tener que perder tu tiempo accionando ninguna manivela. Son una verdadera pasada.

Con los molinillos de café eléctricos de buena calidad y de rebabas o muelas también se obtienen mejores resultados en cuanto a la consistencia y el sabor, ya que el proceso es más efectivo y se pierde menos aroma y granos. Con los molinillos de café manuales tienes que obtener práctica para lograr resultados consistentes y moler los granos al punto que quieres, teniendo que dar más de una pasada en muchos casos. Sin embargo, pueden dar mejores resultados que los eléctricos de cuchillas.

Ahora bien, el punto donde todavía los molinillos manuales siguen venciendo a sus rivales eléctricos es en la portabilidad. Lo que sucede es que si te vas de viaje, de camping o en cualquier otra aventura, siempre puedes llevarte un molinillo de café manual y disfrutar de una buena taza de café recién molido.

¿Quién necesita un molinillo de café?

A los verdaderos amantes y entusiastas del café siempre les vendrá de maravilla tener un buen molinillo de café casero. Si eres de los que se bebe al menos un par de tazas al día y tu pareja también, entonces no lo dudes más. También pueden ser una adición perfecta para la oficina, ya que todos podrán tener café recién molido cada mañana y tarde. Seguro que la atmósfera y moral de toda la oficina mejorará muchísimo.

Además, si te gusta el café de una manera muy específica, con los molinillos eléctricos de muelas podrás escoger fácilmente el punto que buscas. Desde un molido fino hasta uno un poco más grueso.


Preguntas frecuentes

☕1. ¿Vale la pena un molinillo de café?

Sí. Lo que sucede con el café cuando se muele es que rápidamente comienza a perder esas propiedades que le dan el sabor y aroma más fuertes y característicos. Esto pasa mucho en cafeteras de goteo o cafeteras con molinillo integrado, que muchas veces tienen una extracción más lenta y esto hace que el café pierda esas propiedades aromáticas rápidamente.

Ten siempre como regla que, para lograr un mejor sabor en tu café, es importante que lo muelas justo antes de prepararlo.

☕2. ¿Son mejores lo molinillos manuales que los eléctricos?

Lo cierto es que, mientras el molinillo eléctrico utilice sistemas de cuchillas, es probable que un buen molinillo manual logre mejores resultados. Ahora bien, los eléctricos de alta gama sí que te dan muchísimas más funciones y calidad de molido con el toque de un botón. De hecho, hay algunas variedades que pueden ofrecer hasta 40 tipos de molido, como para cafetera francesa, cafetera italiana

Ahora bien, tendrás que exprimir un poco el bolsillo si buscas uno de esos modelos de gama alta.

☕3. ¿Los molinillos de café manuales son buenos?

Sí que son buenos, ya que pueden lograr buenos resultados, dando un café bien molido y bastante uniforme, sin gastarte mucha pasta, ya que son bastante económicos y hasta con la posibilidad de llevártelos de camping por si quieres una taza de café recién molido al despertarte en alguna montaña.

No obstante, no son capaces de superar a los modelos eléctricos más completos y también está el añadido de que tienes que realizar un esfuerzo físico que conlleva tiempo y práctica para poder hacerlo de la manera correcta y obtener los resultados que deseas.

☕4. ¿Un molinillo de café hace la diferencia?

Sí. La verdad es que, así se trate de un molinillo muy económico y con pocas funciones, vas a notar las diferencias desde el día uno. Mejor dicho, desde el momento en que muelas esa primera tanda de granos y sientas por primera vez el aroma del café recién molido, notarás que tu experiencia cambiará por completo.

Luego, cuando ya le cojas el truco y tengas bien pillado el ajuste de grosor y molido del café, podrás disfrutar siempre del café que te gusta, con el sabor y aroma que siempre has querido.

☕5. ¿Las cuchillas de los molinillos de café se puede amellar?

Sí, toda cuchilla es propensa a perder el filo con el uso, sobre todo cuando se trata de cuchillas que tratan directamente con granos como el café. Y cuando eso pasa, el problema es que empiezan a moler mal el café, con mayor lentitud y golpeando en vez de atravesarlo. Allí tendrás granos poco uniformes, perdiendo aroma y sabor.

Lo bueno es que no es tan común que se amellen, así que de normal no tendrás que afilar estas cuchillas. Pero si lo notas, lo ideal es lavarlas bien y afilarlas cuando sea necesario. Así se atraviesa y corta mejor el grano.

Deja su mensaje