mejor-placa-de-induccion

Desde que me cambié de las placas eléctricas tradicionales a la mejor placa de inducción, puedo afirmar con total seguridad que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en la cocina. En mi opinión, son de las soluciones más prácticas, cómodas y seguras para cocinar. Realmente te dan un gran control sobre todo lo que cocines.

Ahora bien, escoger una puede ser difícil, déjame echarte un cable.

Las Mejores Placas de Inducción

¿Cuál es la mejor placa de inducción?

¿Cocinas mucho o poco? ¿Son muchas personas en casa? ¿Vives con niños o mascotas? Todo esto te ayudará a determinar cuál es la mejor para ti. Dicho esto, toma como base que lo ideal es que tenga entre 3 y 4 zonas de cocción, funciones de bloqueo para niños, apagado automático y un panel de control táctil de buena calidad. Las mejores del mercado tienen temporizador y hasta diversas funciones.

1. Placa de inducción Bosch Serie I 4

Lo tiene todo

Bosch PIJ651BB2E - Integrado Placa...

Ver precio en Amazon

Esta placa de inducción cuenta con un sistema llamado Control TouchSelect, que permite escoger tanto la zona de cocción que quieres utilizar como la intensidad del calor entre 17 niveles de potencia. También cuenta con un temporizador que añade muchísima seguridad, ya que te permite ajustarlo para que la placa se apague automáticamente pasado el tiempo que configures.

Otra función interesante es la función sprint, la cual permite apurar la cocción y calentamiento de agua y otros líquidos. De esta forma, puedes tener agua hirviendo para una pasta, arroz, verduras o lo que quieras, en un 50% menos del tiempo habitual.

De igual manera, tiene bloqueo de seguridad para niños, indicador de calor residual, avisador acústico y función de memoria. Tiene 3 zonas de cocción: una de 15cm, otra de 21, y la más grande figura con 28 cm de diámetro.

2. Placa de inducción Balay 3EB865FR

Completa y segura

Balay 3EB865FR - Placa de inducción de 60 cm...

Ver precio en Amazon

Seguimos con un modelo de 60 cm de ancho y 3 zonas de cocción de 14.5, 21 y 28 cm cada una. Te permite cocinar con mucha comodidad y de forma intuitiva gracias a los controles táctiles con los que puedes manejar funciones tan útiles como el inicio automático, el cual detecta cuando has colocado una olla o sartén sobre la placa y enciende la zona de cocción sobre la que está.

También tiene una función de memoria que recuerda la última configuración usada y enciende la placa con ese mismo ajuste para que no pierdas tiempo, así como la función sprint para hervir líquidos en la mitad del tiempo habitual, y un temporizador con alarma que te avisa cuando está lista la comida para que no se te pase

Su potencia máxima es de 4400 W.

3. Placa de inducción AEG IKB63301FB

Innovadora

AEG IKB63301FB Placa inducción Biselada,...

Ver precio en Amazon

Algo que me encanta de esta placa de inducción es que tiene una función muy útil que detecta el diámetro de una olla o sartén y adapta automáticamente la zona de cocción a ese diámetro en concreto. La idea es que si usas una olla pequeña en un fuego grande, solamente se active la zona que está en contacto con la olla, evitando pérdidas de energía por los laterales.

El panel táctil es muy cómodo, con controles para la intensidad, bloqueo para niños, encendido y apagado, y manejo del temporizador. También tiene un sistema de conexión con campanas compatibles super interesante, el cual permite encender y ajustar los niveles de extracción e iluminación de la campana automáticamente.

Tiene 60 cm de ancho, 3 fuegos, 3700W de potencia, indicador de calor residual y hasta función boost.

4. Placa de inducción Teka IZ 6315

Cómoda y muy completa

Teka IZ 6315 Integrado Induction...

Ver precio en Amazon

Esta conocida marca nos trae una placa de inducción con una potencia total de 7200W repartida entre sus 3 zonas de cocción. Dichas zonas varían en tamaño: 14.5 cm, 18 cm y la última que puedes ajustar entre 18 y 28 cm. La placa permite precisamente ajustar el tamaño del quemador al tamaño de la olla o cazo para ofrecer una cocción más uniforme y aprovechar toda la energía.

Otras funciones son el temporizador de hasta 99 minutos que te avisa con una alarma auditiva, así como el cómodo “Stop & Go”, con el cual puedes parar detener la cocción por 10 minutos y luego volver con los mismos ajustes.

Algo que me gusta mucho es que tiene selectores de nivel de potencia independientes y en modalidad slider.

5. Placa de inducción NOXTON ITS644B1/B

Para familias grandes

NOXTON 60cm Placas de Inducción 4 fuegos...

Ver precio en Amazon

Continuamos la comparativa con una placa ideal para familias un poco más grandes, ya que viene con 4 zonas de cocción, las cuales cuentan con potencias de 2000W, 1200W, 2000W y 1200W cada una. Las puedes manejar mediante el control táctil para seleccionar entre unos 9 niveles de potencia y hasta programar un temporizador que puede ir de 1 minuto hasta 2 horas.

De igual forma, tiene otras funciones muy cómodas como el apagado automático, bloqueo para niños y protección contra sobrecalentamiento para evitar fallos y posibles accidentes con la placa. También cuenta con el indicador de calor residual para cada zona de cocción.

Tiene unos 60 cm de ancho, cuenta con certificado de eficiencia energética A+ y es muy fácil de limpiar, sobre todo por sus bordes suaves y redondeados.

6. Placa de inducción Siemens EH651FDC1E

No te fallará

Siemens EH651FDC1E, Placa De Cocina Por...

Ver precio en Amazon

Con una potencia de hasta 7400W repartida en 3 zonas de cocción de 15, 21, y 32 cm cada una, esta placa de cocina de inducción es una de mis favoritas. Es que además cuenta hasta con 17 niveles de potencia controlables mediante un slider táctil y muchas funciones interesantes.

Una de las que me parece más útil, sobre todo para los amantes de las patatas fritas, croquetas y demás, es el Fryingsensor. Se trata de una función que monitorea la temperatura del aceite para ir ajustando la potencia y evitar que se quemen los alimentos al freír.

Aparte de ello, incluye la función de sprint que acorta el tiempo de calentamiento hasta un 50%, ideal si vas a hervir agua para granos, pasta o brócoli, por ejemplo. También tiene bloqueo temporal, bloqueo para niños, alarma acústica, desconexión automática de seguridad y temporizador.

7. Placa de inducción INFINITON 316

Versátil y fácil de usar

INFINITON PLACA DE INDUCCIÓN 316, 3 fuegos,...

Ver precio en Amazon

Culminamos esta selección de las mejores placas de inducción con este modelo equipado con 3 quemadores de 3000W, 2000W y 1500W que permiten una excelente capacidad de calentamiento y mucha eficiencia. Vale destacar que el panel de control táctil tiene controles independientes para cada zona de cocción, así como un indicador de calor residual para evitar posibles quemaduras.

De igual forma, cuenta con función de bloqueo y un botón de encendido y apagado rápido que garantizan la seguridad frente a niños y mascotas y una desconexión rápida cuando lo necesites. También incluye un temporizador para tener el control total de los tiempos de cocción y evitar que se te pase la comida.

Viene con función boost, la cual no puede faltar en placas de inducción de buena calidad y que acorta en gran medida los tiempos de cocción y mejora el consumo energético.

Cocinando con inducción

placa-de-induccion

La cocina de inducción se basa en el intercambio de calor de la placa a los cazos y ollas a través de la fricción magnética. Esta fricción pasa desde la base de la placa hasta las ollas, las cuales deben ser compatibles con esta tecnología. Es que las ollas y cazos se convierten en parte del circuito electromagnético, siendo, de hecho, la última parte del eslabón.

En este sistema se produce una corriente eléctrica que corre por los alambres bajo la placa y crea un campo electromagnético que cambia constantemente en altas frecuencias. El tema es que toda esa energía se transmite directamente a las ollas, así que no se desperdicia energía y, de hecho, es la olla la que se calienta. Mientras tanto, la superficie de la placa se mantiene fría y solo recibe un poco de calor residual de la olla.

  • Las ventajas

Las cocinas de inducción son realmente eficientes, ya que el calor pasa directamente a la olla. De esta forma, no es necesario pasar por largos tiempos de precalentamiento y además se reducen mucho los tiempos de cocción. Por darte un ejemplo, el agua puede hervir en la mitad de tiempo que con cocinas eléctricas tradicionales o en placas de gas butano o similares.

Aparte de esto, esa rapidez se traduce en una respuesta más ágil a los cambios de temperatura y ajustes de la placa. Es decir, en el momento en que bajas un poco la intensidad, la olla también disminuye la temperatura porque es un sistema de alta respuesta. En cambio, las cocinas de gas o vitrocerámica tradicionales tardan más tiempo en pasar de fuego alto a un fuego intermedio o lento porque se tiene que esperar a que los elementos de calor y la misma vitrocerámica se enfríen un poco.

Otra gran ventaja que tienen es que son muy fáciles de limpiar. El tema es que, debido a que las placas se mantienen frías, la comida o líquidos que caen en ella no se secan o queman, así no terminas limpiando esos duros residuos todo el tiempo.

  • Desventajas

Básicamente hay dos grandes desventajas a este sistema y ambas responden directamente a razones de precio. Es que las placas de inducción son una inversión, ya que aunque logres comprar una bastante asequible, a final de cuentas vas a tener que invertir también en ollas y cazos nuevos que sean compatibles con tecnología de inducción.

Ahora bien, es probable que tengas alguna sartén u olla en casa para inducción y no lo sepas. Para comprobarlo solo tienes que acercar un imán a la parte inferior. Si se queda pegado a la olla, entonces funciona con placas de inducción. Si no hay atracción, quiere decir que necesitarás una nueva batería de ollas y sartenes. Ahora bien, si solo hay una ligera atracción, sí que funcionará, pero probablemente no a su máxima capacidad.

El otro punto es que son más costosas que las placas eléctricas o incluso de gas, ya que sus precios suelen ir desde los 200€ en modelos económicos hasta 450€ o más en modelos de gama alta.

Sin embargo, es importante pensar en que toda la eficiencia que ofrecen se verá reflejada luego en ahorros en tus facturas de electricidad. Además, el tiempo que ahorras y la comodidad para cocinar con mayor facilidad y mejor control no tienen precio.

  • Consideraciones principales

Antes de que pases a hacer la compra, toma en cuenta una serie de aspectos que creemos fundamentales para que puedas escoger la mejor opción para ti. Así podrás saber exactamente qué es lo importante para ti, si la eficiencia energética, opciones y funciones de seguridad o hasta el diseño:

  • Eficiencia

Ya de por sí son aparatos realmente eficientes en cuanto al consumo energético. Sin embargo, siempre puedes darle un empujón al ahorro escogiendo una placa de inducción con un alto grado de eficiencia energética. Preferiblemente A+ o incluso superior, asegurándote de que haga el mejor uso posible de la electricidad de tu hogar.

  • Ventilación

En realidad, no necesitan mucha ventilación, ya que su forma de funcionamiento emite bajo calor. Así que con la campana de toda la vida te irá bien.

  • Seguridad

Una de las grandes ventajas intrínsecas de las placas de inducción en cuanto a la seguridad, es que no la superficie no se calienta como sí pasa en los modelos de gas o eléctricos tradicionales. Es decir, una vez que retiras la sartén u olla de la placa, ésta deja de funcionar y no se mantiene caliente. Por esto no representa un riesgo grave para niños o mascotas que puedan tocarlas accidentalmente.

También hay modelos en el mercado que cuentan con sistemas de bloqueo para niños, evitando que las enciendan accidentalmente; o también con desconexión automática de seguridad en caso de que se recaliente o se deje encendida mucho tiempo por error.

  • Funciones y características

Una vez que has estudiado un poco el tema del precio y tienes una mejor idea de tu presupuesto, es momento de que pienses en cosas como la cantidad de zonas de cocción y el tamaño de las mismas.

La mayoría de las placas de inducción que encontrarás tienen entre 3 y 4 zonas de cocción, aunque también habrá modelos portátiles o pequeños de uno o dos fuegos y otros más grandes que pueden llegar hasta 6 zonas. De más está decir que las placas más pequeñas suelen ser menos costosas y las más amplias suben bastante de precio.

También estas de múltiples superficies de cocción son más adecuadas para cocinas comerciales, ya que rara vez necesitará tener tantas ollas y ocupar tanto espacio para comidas en casa. Por eso las de 3 a 4 zonas suelen tener la mejor relación calidad precio para el hogar. Es importante mirar también el tamaño de las zonas, ya que pueden variar desde unos 15 cm de diámetro para ollas y sartenes pequeños, hasta 28 o 32 cm para las zonas más grandes.

Luego fíjate en la distribución, ya que no todas las placas vienen con las zonas en la misma posición. Piensa cuáles diámetros usarás con más frecuencia según tus hábitos de cocina y qué te conviene tener más cerca. En algunos modelos también tendrás dos o más zonas bastante cercanas entre sí, haciendo una especie de zona amplia que te puede servir para grandes ollas, sartenes, o incluso especies de parrilleras que puedas colocar sobre una zona alargada.

Escogiendo diferentes placas de inducción

mejor-placa-de-induccion

Otra parte importante que deberías conocer sobre la cocina de inducción es que puede venir en diferentes presentaciones. Tienes por un lado las cocinas de inducción de gran tamaño con horno integrado, dentro de las cuales hay deslizables o independientes, y también tienes las placas de inducción, más compactas y versátiles.

Tipos de cocinas de inducción

Integrales deslizables

Son las típicas cocinas enteras, con horno incluido, que se deslizan dentro de ese espacio especialmente diseñado en tu cocina. Simplemente se trata de deslizar el electrodoméstico para que quede casi flotando, soportado por los lados por la encimera. Lo conectas a la corriente eléctrica y listo.

En estos casos, ten en cuenta que los lados suelen ser poco estéticos, ya que están diseñados para estar siempre ocultos. Por su parte, el panel de control normalmente está en la parte frontal.

Integrales independientes

Son como las cocinas deslizables, pero al estar hechas para poder colocarse directamente sobre el suelo y sin tener que deslizarlas en una abertura, los laterales no estarán cubiertos, así que en estos casos si vienen con acabados atractivos. Suelen ser un poco menos costosas que las deslizables y muchas vienen con los controles en la parte trasera.

Placa de encimera

Las placas de inducción de encimera son los modelos que puedes instalar directamente sobre la encimera, así que básicamente son solo una placa de cocción sin horno, pero con todas las funciones y características de los modelos integrales. En cuanto al diseño y estética, tienen la ventaja de que se ven muy atractivas y se integran perfectamente con el diseño del resto de tu cocina. Son bastante minimalistas.

Necesitarás ollas y cazos especiales para inducción

Como te comentaba anteriormente, lo recomendado es que, aparte de comprar la placa de inducción, también te asegures de tener las ollas y sartenes adecuados para funcionar con esta tecnología. En principio serán utensilios hechos con materiales ferrosos que puedan funcionar con el campo magnético generado por la placa.

Recuerda el método del imán para revisar si los que ya tienes en casa funcionan con inducción. Y, si no funcionan, tendrás que buscar nuevos utensilios.


Las preguntas más frecuentes

🍳1. ¿Qué se debe tener en cuenta al comprar una placa de inducción?

Lo más básico que tienes que mirar en este tipo de placas es la facilidad de uso, que viene dada generalmente por un buen panel de control táctil y diversas funciones como el apagado automático, el bloqueo para niños o hasta la función sprint para dar un empujón a los tiempos de cocción.

Luego es importante mirar siempre la distribución de las zonas de cocción y el tamaño. Nunca escatimes tanto en tamaño como en cantidad.

🍳2. ¿Merece la pena invertir en una placa de inducción?

Sí. Ganas mucho en comodidad y rapidez de cocción, ya que las comidas se pueden cocinar mucho más rápido sin gastar más energía que una placa eléctrica tradicional o de gas. También tienes un control de la temperatura mucho más exacto incluso en los modelos baratos y no tienes que estar esperando a que se enfríe después de cocinar, ya que la placa como tal no se sobrecalienta.

🍳3. ¿Qué tanta energía consumen?

Básicamente dependerá del tamaño de la zona de cocción que estés usando y el nivel de calor que hayas escogido. Los fuegos más pequeños de 15 cm tienen una potencia de entre 1200 y 1800 W, mientras que las de 23 cm van de 2200 a 3300 W. En el caso de que uses los fuegos más grandes a su potencia máxima, el gasto puede llegar hasta los 3700 W.

Si en España el kWh cuesta en promedio unos 13 céntimos de €, entonces en su máximo consumo de 3700 W, puede costarte alrededor de 49 céntimos por hora.

🍳4. ¿Cuánto puede durar una placa de inducción?

Las placas para uso doméstico suelen tener una vida útil de al menos 30000 horas, lo cual se puede traducir en unos 8 años si calculas un uso francamente intensivo de 10 horas diarias. Así que, de normal, te podrá durar más que eso.

🍳5. ¿Cocinar con placa de inducción es malo para la salud?

Esta dude le surge a muchos usuarios por todo el tema de la energía electromagnética, que algunas personas creen que estas ondas pueden tener efectos nocivos para la salud por exposición a largo plazo. Sin embargo, no hay estudios que confirmen estos supuestos riesgos, así que realmente es una forma de cocción muy segura.

Deja su mensaje