mejor-sellador-de-bolsas

En las últimas semanas me he visto en la necesidad de comprar vegetales y frutos a granel con la intención de tener todo más organizado y una reserva de comida para cualquier contingencia; por tanto, si estáis en una situación similar y os preocupa él cómo conservar los alimentos frescos por períodos más largos, voy a recomendaros que chequeéis este listado acerca de los mejores selladores de bolsa, ya veréis lo indispensables que resultan para vuestro hogar.

Los Mejores Selladores de Bolsas

¿Cuál es el mejor sellador de bolsa?

Cuando os gusta tener todo organizado en la cocina en lo que respecta al almacenamiento de alimentos, me he dado cuenta que resulta excelente contar con el mejor sellador de bolsas.

Para elegir el más adecuado, lo primero que debéis evaluar es el tipo de uso que le daréis, ¿será para alimentos, bisutería u otros artículos?

Lo segundo será conocer el peso y portabilidad de la pieza, la facilidad de uso y la longitud del sellado, ya que existen bolsas de boca más grande. Finalmente también hay que chequear el sistema de seguridad así evitaréis posibles quemaduras, sobre todo cuando tenéis pequeños en casa.

A continuación les presentamos los mejores selladores de bolsas:

1. Sellador de bolsas plástico de 40 cm PrimeMatik

Ideal para oficinas y ferreterías

El primer sellador térmico de nuestro listado corresponde a la marca PrimeMatik, quienes se han especializado en desarrollar una gama de productos orientados a satisfacer las necesidades de las personas en el hogar, en la oficina y las empresas.

Una de las características que me han parecido destacables en este modelo es que la máquina cuenta con una palanca ergonómica que se activa al presionarla hacia abajo; además ha sido diseñada con un ancho de zona térmica de 40 cm, lo que os permitirá manipular bolsas plásticas grandes y de boca mediana, convirtiéndose en la ideal para empacar artículos de oficina y ferretería.

La potencia para su funcionamiento es de 600W a 220 VAC 50/60 Hz, y podéis graduar cómodamente el ajuste de térmico gracias a un potenciómetro de 1 al 8.

2. Sellador de bolsas portátil ICHEN

Excelente coste, ideal para viajeros

Para quienes aman viajar y llevar consigo equipos portátiles y funcionales, pueden chequear el sellador de bolsas de la firma Ichen el cual mide tan solo 14 cm, pesa 120 gramos y viene con un gancho accesorio para colgar a la vista en el refrigerador.

Se trata de un dispositivo con tecnología de pulso de vacío para sellar una gran variedad de materiales que van desde bolsas plásticas, bolsas con papel de aluminio, bolsas para envasar al vacío alimentos, etc., lo que resulta súper útil cuando habéis comprado una presentación grande de papitas fritas y queréis que el resto conserve su estado crocante.

Otra de sus cualidades es que es asequible y fácil de usar con tan solo 2 baterías AA y se controla con 2 botones el del signo «+» para sellar y el del signo «-» para la apertura de bolsas. Es adecuado para PE, PP y PCV y está manufacturado con ABS ecológico.

3. Sellador de bolsas térmico de uso doméstico 23GUANYI

Con sistema de suspensión corrugado 3D

Si sois amantes de un buen día de camping y os gusta empaquetar los trozos de vegetales, frutas, galletitas y sándwiches en bolsas de alimentos por separado, podéis realizarlo de manera rápida gracias a esta selladora térmica de la gente de23Guanyi, quienes han diseñado un equipo ergonómico al estilo de una plancha calefactora de suspensión corrugada 3D, la cual os permitirá organizar las comidas y evitar el desperdicio de las mismas ya que evita la aparición de moho y trabaja con diferentes tipos de materiales.

Se trata de una máquina de 17.5 cm con un calibre de sellado de 6,6 cm x 1,7 cm, la cual es fácil de usar gracias a su sistema de precalentamiento entre 15 y 30 segundos dependiendo del grosor de la bolsa. Una de las cosas que me encanta de esta presentación es su ligereza pesando tan solo 117 gramos, además cuenta con un enchufe de corriente, lo que quitará de vuestra cabeza la preocupación por la falta de baterías. Su manufactura es en ABS de alta calidad e incluye una carcasa de aislamiento resistente.

4. Minisellador térmico para todo tipo de bolsas FEIBI

Con sistema de sellado térmico y de corte

Otro equipo que según nuestra opinión nos ha parecido genial reseñar en este listado, es el mini sellador de la empresa Feibi, quienes han manufacturado una pieza compacta de 40,8 gramos y de tan solo 11 x 5,5 x 4,5 cm, lo que la hace portable para que la tengáis en casa o la llevéis con vosotros en un día de camping en donde siempre es necesario organizar las provisiones en bolsas o envases separados.

Este pequeño aparato cuenta con la función de sellado y de corte gracias a su perilla giratoria y bloqueable de 180°, la cual en posición de «+» y con un tiempo de calentamiento previo de 10 segundos ofrecerá un sellado de bolsas hermético facilitando que vuestros alimentos permanezcan frescos y crujientes por más tiempo. Si realizáis una comparativa con el primer producto del listado, veréis que es una máquina menos costosa, pero de excelente calidad. Dispone de modo seguro para evitar que los niños se quemen.

5. Sellador de bolsas con sistema de seguridad FANUK

Recargable con cable USB

Para los que se apasionan con la organización de alimentos de forma práctica para toda la semana en envases de silicona, o para aquellos que han comprado un dispensador de bolsas para almacenar vegetales congelados y troceados en éstas, cuentan con la excelente alternativa del sellador compacto de bolsas Fanuk.

Estos fabricantes han diseñado un modelo compacto capaz de funcionar con diferentes tipos de densidades de bolsas plásticas y de aluminio que van desde las delgadas, las comunes y las de mayor grosor.

La máquina dispone de luces LED para indicar el tipo de empaque trabajado y de un único botón de encendido y apagado. Otra de sus ventajas es que sella mediante el calor, pero también puede abrir las bolsas suavemente. Se recarga mediante USB, por lo cual es una opción altamente recomendada.

Consejos a tener en cuenta antes de elegir el mejor sellador de bolsas

sellador-de-bolsas

Antes de proceder a comprar una selladora de bolsas, voy a recomendaros algunas sugerencias que me fueron útiles antes de realizar mi inversión. De esta forma contaréis con una guía práctica que os permitirá no solo ahorrar tiempo y dinero, sino de quedar satisfechos con vuestra elección.

Evaluad vuestras necesidades

Si por lo general soléis manejar artículos pequeños así como cantidades moderadas de alimentos, no tenéis que invertir mucho dinero en una máquina de sellado, tampoco debéis poneros creativos en buscar un sellador de gran envergadura.

Por el contrario, si tenéis un negocio de comida o de otro rubro en dónde requiráis estar empaquetando grandes volúmenes de alimentos o mercancías, es más recomendable que optéis por una unidad comercial ya que las más pequeñas no os darán la talla y pueden abrumaros por la cantidad de trabajo que implica hacerlo con equipos más pequeños, los cuáles incluso pueden descomponerse más rápido.

Eficiencia energética

Los selladores funcionan con electricidad, y como para nadie es un secreto que el aumento del costo de la energía ha obligado a las personas a buscar electrodomésticos más eficientes, algo que me ha funcionado es optar por equipos que ofrezcan un consumo energético mínimo, pero que a la vez proporcionen un servicio excelente y que a su vez puedan manejar tanto las bolsas de plástico gruesas como las bolsas convencionales.

Al respecto del consumo, los equipos indicarán este valor bajo la nominación de potencia en vatios. Otra buena característica que ofrecerán dichos selladores de bolsa, es garantizar un encendido automático cuanto los presionéis, y que cuando liberéis el mango, podáis obtener un apagado rápido.

Peso

Los selladores de bolsa tienen diferentes pesos. Por lo cual trabajar con una unidad muy voluminosa puede ser contraproducente ya que no os será fácil moveros y ser ágiles al momento de realizar las actividades de empaquetado.

En estos casos en donde un usuario ha optado por máquinas comerciales de gran tamaño, siempre deberá desplazarse hacia la estación de trabajo en donde tenga el aparato.

Por tal razón, cuando se trata de artículos para el hogar, lo mejor es que optéis por unidades más ligeras. Al respecto, a mí me ha ido genial con una selladora portátil ya que resulta ser más práctica y la podéis manipular en cualquier lugar. Eso sí, debéis tener una base firme para alcanzar una la mejor estabilidad.

La seguridad

Otra característica que debéis tener en cuenta y con mucha atención, es vuestra seguridad y la de los demás.

Si el dispositivo es demasiado pesado y voluminoso, es probable que resultéis lastimados si se cae sobre vosotros en comparación con los selladores de bolsa más ligeros o más pequeños. Igualmente, el elemento calefactor debe estar bien posicionado para que nos lo toquéis y os queméis accidentalmente.

También me ha servido elegir una máquina con un mango ergonómico fácil de operar y que tenga una buena superficie de agarre.

Por último, para cerrar este punto relativo a la seguridad, os será de gran utilidad cuando elijáis equipos con luces indicadoras que muestren cuándo el sellador térmico está encendido o apagado.

La facilidad de uso

mejor-sellador-de-bolsas

Si sois como yo que os gusta tener bien empaquetados los alimentos secos como por ejemplo las avellanas, las nueces, las rodajas de manzana deshidratadas e incluso vegetales y leguminosas, os daréis cuenta que el contar con un sellador de bolsa, será un gran aliado para organizar vuestro stock.

No obstante debéis saber que no todas las máquinas son iguales y algo que me ayudó notablemente a sacarle provecho a dicho equipo fue revisar las cualidades de ergonomía para tener garantizado que todo el proceso de empacado fuese cómodo y fácil. Por tanto, observad que el mango o la parte de la palanca sean firmes, de buena calidad y que no requieran un gran esfuerzo al momento de ejercer presión.

Lo siguiente que debéis chequear es la ligereza del aparato. Esta prestancia facilitará que lo transportéis de un lugar a otro. Esto es debido a que no todos realizan labores de sellado de bolsas en la cocina, sino que movilizan el sellador a otras áreas de la casa o del negocio.

En mi caso particular le he sacado mucho provecho organizando piezas de joyería, cuentas de manualidades, ropas que llevaré de viaje y otros accesorios. Podéis organizarlos por colores, por tamaño, etc. Así que de vez en cuando, llevo el sellador a mi estudio o a la habitación. Por tanto fijaros que la máquina tenga un peso aceptable que oscile entre los 50 a 120 gramos.

Finalmente, también entra de la prestancia de facilidad de uso, la limpieza del sellador de bolsas. En líneas generales deben todas pueden limpiarse muy bien con un paño húmedo y en algunos casos con un poco de jabón y de agua, si se os ha derramado algún alimento en el aparato.

Presupuesto

El precio de la selladora térmica de bolsas puede variar ampliamente. Por tal razón, antes de comenzar la búsqueda e iros por el más barato, os sugiero determinar qué cantidad de dinero podéis invertir y también tener una idea de los costes actuales que ofrecen las diferentes marcas en el mercado.

Como dicha labor puede resultar algo engorrosa, en la parte superior de esta revisión encontraréis una selección de productos con máquinas que van desde las más asequibles, hasta las de gama alta, en cuyo caso la inversión monetaria será mayor.

Longitud de sellado

Continuando con otra de las características que debéis buscar en un dispositivo térmico que facilite el termosellado de bolsas, está la longitud de las bolsas que necesitáis sellar.

Esta cualidad es útil de revisar ya que os ayudará a prever cuando tengáis que organizar artículos de gran tamaño y no me refiero únicamente a los alimentos que guardaréis en vuestro refri, sino como les había comentado antes, en el empaquetado de otros artículos como joyería, ropas, clasificación de cuentas, bisutería, hilos y otros accesorios de manualidades.

Por otro lado, si únicamente deseáis empaquetar artículos de menor tamaño, podéis elegir un sellador de bolsas que específicamente para artículos de menor grosor y ancho.

Tipo de material que deseáis sellar

El último tips que puedo comentaros en este apartado y que os será de utilidad antes de elegir vuestro sellador térmico, es que reviséis el tipo de materiales que la máquina puede sellar.

Por lo general funcionan con diferentes tipos de bolsas. No obstante, es importante que chequeéis las especificaciones del producto que deseáis adquirir antes de invertir el dinero, ya que no todos sellan la misma gama de materiales plásticos, bolsas de aluminio, papeles encerados, etc. Una vez seguros, elegid el que más os satisfaga y se adapte mejor a vuestras necesidades.

Conclusión

Una vez realizado el recorrido por la selección de productos que hemos escogido para ti en este listado, me inclino por la marca Feibi, ya que su relación calidad precio, ofrece grandes ventajas que van desde la portabilidad, la función dual de sellado y apertura de bolsas de diferentes materiales y su velocidad en el calentamiento.

Además, puedo deciros personalmente que este sellador de bolsas ha resultado una mejor opción ya que puedo llevármelo de viaje o preparar mis alimentos para un picnic en familia.


Preguntas frecuentes

A continuación os dejo una aclaratoria en cuanto al funcionamiento de un sellador de bolsas; no obstante como siempre os comento, si tenéis alguna duda adicional con respecto a este tipo de dispositivo, dejadme un comentario y con gusto la atenderé.

✔️1. ¿Cómo funciona un sellador de bolsas?

Un sellador de bolsas funciona enviando una corta ráfaga de electricidad a través de un cable, el cual transforma la energía eléctrica en energía térmica. Ese calor fluye entonces hacia la boca de la máquina, presionando los lados de la bolsa para fundirlos. El envase se sella entonces de forma permanente, hasta que requiera ser roto.

Deja su mensaje