Mejor-Sirope-de-Arce

Si estáis buscando sorprender a vuestro esposo con un delicioso desayuno en la cama, o simplemente queréis daros un gusto cada vez que os lleváis a la boca panquecas o tostadas, es bueno que tengáis en la alacena, uno de los mejores siropes de arce; no obstante, para que podáis consentir vuestras papilas gustativas, lo mejor es que aprendáis lo necesario antes de adquirir un jarabe canadiense. Por tanto, mirad esta guía que os he preparado.

Los Mejores Siropes de Arce

¿Cuál es el mejor sirope de arce?

Para los apasionados por los platillos dulces, lo más adecuado es degustar alimentos saludables y naturales, en ese sentido encontraréis que una buena alternativa es llevaros a la boca el mejor sirope de arce.

Para que su calidad sea tal, debe haber sido recolectado y elaborado siguiendo las certificaciones orgánicas que aseguren que se trata de un producto ecológico, libre de pesticidas, aditivos químicos, y edulcorantes procesados. Y en cuanto a su gradación, veréis que todo depende de vuestro gusto.

A continuación, os presentamos los mejores siropes de Arce:

1. Sirope de arce sin azúcar Joseph’s

Libre de gluten y de azúcar. Sabor a maple natural

Para los amantes de un desayuno delicioso o de una merienda llena de dulzura, podéis realizar una compra segura si os decantáis por los siropes de arce Joseph´s. Con esta marca no solo estaréis llevando a vuestra mesa un jarabe realmente rico, sino que os garantizo que no tiene el terrible sabor de los típicos productos light del mercado. Es libre de gluten y de azúcar, y baja en carbohidratos.

2. Sirope de arce ecológico grado A Maple Farm

100% natural, robusto y con sabor a caramelo avellanado.

Si lo vuestro es la mejor calidad en cuanto a los maple syrup que degustáis, optad por el jarabe de arce orgánico grado A de la gente de Maple Farm, el cual es capaz de brindaros un sabor robusto y una densidad perfecta cuando lo vertáis sobre las tortitas de desayuno.

Ha sido cosechado a mediados de la estación, es libre de pesticidas químicos y viene en envase de 1 litro.

3. Sirope de arce puro Escuminac

Galardonado internacionalmente. Con sabor acaramelado y centeno

Otro producto eco-friendly, asequible y delicioso que os sorprenderá por la robustez de su sabor acaramelado con gotas de centeno, proviene de la casa Escuminac en su versión de gama alta Late Harverst, la cual ha sido galardonada con el Great Taste. Es 100% puro y sin mezclar, cosechado en Canadá al final de la temporada.

Es ideal para preparar pasteles, aderezar ensaladas y platillos cocinados a lenta cocción.

4. Sirope de arce puro ámbar oscuro Kirkland

La mejor relación calidad, precio y sabor

Si queréis comprar una miel de maple con excelente relación calidad precio y que sea rendidora para toda la familia, mirad la firma Kirkland, cuya tradición en cuanto a la fabricación de siropes de arce se remonta hace 200 años atrás. Es de grado A, viene en presentación de 1 litro y os garantizo que permitirá sustituir el azúcar y ganar una alta concentración de minerales. Sabe a caramelo y es 100% puro.

5. Sirope de arce puro sin alérgenos Winnetou

Ideal para regalar y endulzar el café

Cuando estáis buscando una presentación de buena calidad para regalar y consentir a vuestros amigos y seres queridos con algo exquisito que puedan llevar a su paladar en los desayunos, lo más recomendado es que optéis por un jarabe de arce Winnetou cuyo sabor es intenso, fino y riquísimo al paladar. Viene en una botella de vidrio de 250 ml, es práctica, barata y excelente para endulzar el café, acompañar tostadas y panqueques.

6. Sirope de arce puro y fuerte con notas aromáticas Maple Farm

Sin azúcar añadido, apto para veganos

Dicen que las cosas buenas vienen en envases pequeños y este definitivamente es el caso del sirope de arce de la gente de Maple Farm, quienes nos consienten con una sobria presentación de 189 ml, concentrando en el interior de la botella un jarabe espeso, oscuro y fuerte, aromatizado con notas de regaliz y licor. Es uno de los menos costosos del listado y ha sido cosechado en los bosques canadienses de Quebec.

El jarabe para panqueques y el sirope de arce no son lo mismo

 

tipos de sirope de arce

El sirope de arce está hecho de la savia de los árboles de arce, la cual es reducida para concentrar los azúcares, otorgándole al producto un toque caramelizado de rico sabor y color.

Por el contrario, el jarabe para panqueques es un producto altamente procesado. Su ingrediente principal es el jarabe de maíz alto en fructosa. A esta mezcla se añaden colorantes, saborizantes y conservantes. La coloración es a menudo acaramelada, cuyo compuesto puede contener en algunos casos el 4-MEI, un potencial carcinógeno.

Una mejor opción de concentrado dulce es la miel o el sirope de agave, extraído de las plantas de maguey de la familia de los agaves, la cual se ha popularizado mucho gracias a su bajo índice glucémico y por tanto es bueno para quienes quieran adelgazar.

El jarabe de arce no es más saludable que el azúcar si exageráis las porciones

Si estáis buscando comprar sirope de arce puro, ciertamente es una mejor opción que el jarabe para panqueques, pero debéis saber que no es 100% saludable cuando lo encontráis agregado a otro tipo de alimentos como una barra de granola, o si lo vertéis sobre la avena o los tortitas en cantidades exageradas. En este caso contaría como azúcar agregado dentro de la ingesta diaria de azúcares en vuestra dieta.

El límite diario de «azúcares agregados», según la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (European Food Safety Authority – EFSA), es del 10% o 50 gramos para alguien con una dieta de 2,000 calorías.

Por tanto, si vais a comprar sirope de arce, rociadlo ligeramente, y si vuestros waffles o tostadas parecen demasiado secos, endulzarlos con fruta picada o en puré; algunas alternativas son las bayas, bananas o duraznos.

De todas formas debéis tener claro que este jarabe es azúcar, pero no contiene perse otros edulcorantes agregados.

Dejando de lado el azúcar, este producto contiene algunos nutrientes: Con un ¼ de taza de sirope de arce, obtendréis el 80% de vuestras necesidades diarias de riboflavina, 6 % de calcio, el 11 % de zinc y el 4 % de potasio.

El grado A no es mejor que el grado B

Mejor-Sirope-de-Arce

El sistema tradicional de grados de sirope puede parecer que está evaluando la calidad del jarabe, pero no es así. Por ejemplo: El jarabe de grado B tiene un color más oscuro y un sabor más profundo que el grado A, pero eso no lo hace inferior en cuanto a sus atributos.

En líneas generales debéis saber que todos los siropes de arce son grado A, y suelen estar acompañados de una descripción de color / sabor:

  • Grado A color dorado / Gusto suave
    • Grado A color ámbar / Gusto rico
    • Grado A color oscuro / Gusto robusto
    • Grado B color muy oscuro / Gusto fuerte

Por tanto, si queréis hacer una comparativa, notaréis que los grados no reflejan variaciones en la calidad, sino que indican diferencias reales en el sabor.

Mayor precio no equivale a mayor calidad

A grandes rasgos, puedo deciros que no necesitáis pagar más para obtener un producto de calidad. Perfectamente podéis ir a tiendas menos costosas y comprobar por vosotros mismos que las presentaciones que tienen un precio sirope de arce más barato, ofrecen igualmente un gusto exquisito. Esto igualmente aplica para los jarabes ámbares u oscuros: aquí todo depende de lo que busque vuestro paladar.

El sirope de arce no se mantendrá indefinidamente

A diferencia de la miel, el jarabe de arce puede producir moho, por tanto, cuando abráis un recipiente, debéis almacenarlo en el refrigerador, allí su período de duración oscilará de 6 meses a 1 año. En el caso de tener una botella sin destapar, podéis almacenarla en un lugar fresco hasta por 2 años.

Un consejillo que puedo daros si os animáis a comprar los envases grandes de menor coste, es que almacenéis en el congelador una porción. De esta forma vuestro producto podrá ser aprovechado cuando la ración en uso se haya terminado. Luego simplemente dejadlo a temperatura ambiente o calentadlo a baño de María.

Sirope puro de arce orgánico versus no orgánico

En líneas generales este sirope se elabora de la misma manera: gracias a estos maravillosos árboles se extrae, recolecta y finalmente se hierve la savia de arce.

Para realizar este proceso todos los productores de jarabe orgánico y no orgánico deben tener una licencia estatal y ser inspeccionados por la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos, lo cual garantiza que el producto se procese y maneje de manera segura, sanitaria y legal.

La diferencia final viene dada por una inspección adicional que debe garantizar los siguientes factores:

  • Que no se utilicen productos químicos ni pesticidas en los árboles o en el área general.
  • Que se mantengan registros de cuándo y dónde se produjo cada gota de sirope orgánico.
  • El mantenimiento y la salud de los árboles se consideran aplicando pautas de aprovechamiento para el productor y sus árboles.

Con respecto a las pautas internacionales al momento de producir sirope de arce fuera de Canadá, a grandes rasgos son similares a las descritas.

¿Por qué debéis elegir el sirope de arce puro?

  • Al revisar las etiquetas de los productos de jarabe de mesa de marcas como Aunt Jemima, Log Cabin, o Butterworth’s, notaréis inmediatamente que dentro de sus ingredientes están incluidos un montón de conservantes químicos y colorantes artificiales, mientras que el sirope de arce puro es simplemente savia de arce hervida hasta crear una solución espesa y concentrada sin agregar más nada, es decir libre de aditivos químicos.
  • Adicionalmente este producto es natural de origen canadiense, con una rica fuente de calcio, hierro y vitaminas B6 y C.
  • Y si bien este sirope no es 100% saludable, podéis estar tranquilo ya que viene sin azúcar
  • El gusto amplio es otro elemento del porqué debéis elegir el sirope de arce. Abarca desde la gama del dorado y ámbar, hasta el oscuro y muy oscuro, cada uno con notas de sabor que van desde el avellanado, regaliz, mantecoso, terroso, etc.
  • Finalmente y realmente importante, es que se trata de un producto eco-friendly con menos calorías que la miel.

¿Cómo se hace el sirope de arce puro?

 

sirope-de-arce-puro

Los productores de sirope de arce han venido elaborando este jarabe de la misma manera que lo hicieron hace cientos de años. Si bien los fabricantes contemporáneos tienen acceso a nuevas tecnologías en cuanto a filtros de ósmosis inversa y sistemas de tubos elaborados, los principios detrás de la producción permanecen relativamente iguales través de estos 3 pasos:

  • El golpeteo del árbol,
  • El proceso de azúcar,
  • Y el embotellado.

En el proceso, se recolecta la savia del arce azucarero, el arce rojo y el arce negro, cuyas hojas, son productoras de azúcar durante los meses del verano gracias al proceso de fotosíntesis.

A medida que las temperaturas bajan, el azúcar desciende por el tronco, donde se almacena en las raíces como almidón. En marzo, las condiciones más cálidas llevan al almidón a convertirse nuevamente en azúcar. Durante este proceso, el árbol extrae el agua subterránea hacia la mezcla, dando como resultado una savia dulce y clara.

Posteriormente el colector azucarero perforará 1 pequeño agujero en el tronco. Luego que se produzca el derrame, colocará 1 tubo de vacío, o si se usa el método de goteo, ubicará un balde debajo del pico para atrapar el líquido a medida que sale.

Finalmente, la savia se hierve hasta que se evapora la mayor parte del agua, dejando un concentrado espeso. Una vez que ha alcanzado la consistencia adecuada, se filtra y se clasifica antes de embotellarse y enviarse.

Grados del sirope de arce

Si revisáis la opinión de Greenmarket y de fabricantes como Maple Farm o Deep Mountain, podéis encontrar una aclaratoria profesional con respecto a la diferencia entre los siropes de arce de color más claro y más oscuro.

En líneas generales están de acuerdo en afirmar que todos los grados de este tipo de jarabe son idénticos en densidad y contenido de azúcar de arce (66,9%). Lo que si varía es el color del producto pudiendo encontrar siropes que van del dorado pálido al marrón oscuro.

Esta cualidad deriva principalmente del momento en que se hace la selección y recolección para preparar el jarabe.  En correspondencia con el tono del sirope, cuanto más oscuro es el jarabe, más fuerte es su sabor.

  • Vermont Fancy

El primer jarabe que se hace durante los primeros meses de la primavera será siempre más claro y anaranjadizo, dando como resultado la clasificación Vermont Fancy, cuyo sabor es sutil pero complejo, con toques de vainilla. Resulta sofisticado y delicioso para el paladar cuando se combina con panqueques, waffles y tostadas francesas. También es fantástico en helados o fruta fresca.

  • Grado A ámbar medio

Su tono es más oscuro que Fancy, y si bien continúa siendo ligero y aromático, tiene un sabor a arce ligeramente más pronunciado. Es uno de los más tradicionales y buscados en cuanto a grado A para consumir panqueques.

  • Grado A ámbar oscuro

Se produce hacia el final de la temporada primaveral a medida que la temperatura se eleva. Es uno de los preferidos por los consumidores y tiene un sabor fuerte y es excelente con yogurt y avena. También es una buena opción para hornear.

  • Grado B

Se elabora al final de la temporada, justo antes de que broten los arces nuevos. Es casi tan oscuro como la melaza y su sabor es muy fuerte e intenso. Ha sido considerado tradicionalmente como un jarabe para cocinar, pero ha ganado popularidad en los últimos años como sirope de mesa. También es bien conocido por su uso beneficioso en quienes practican un ayuno depurativo.

No obstante vale aclarar que las últimas clasificaciones en cuanto al sirope de arce ya no incluyen la variante B, todos poseen la tipología A, acompañados del color y sabor característico.

Preguntas frecuentes

A continuación os desgloso algunas de las inquietudes más constantes que suelen realizarme en cuanto a este exquisito jarabe de arce. Si tenéis alguna duda adicional, dejad vuestro comentario abajo y con gusto la atenderé.

🍁 1. ¿Es el sirope de arce mejor que el azúcar?

Aunque el sirope de arce contiene minerales, vitaminas y antioxidantes, no olvidéis que es una fuente de azúcar. Ciertamente es una mejor alternativa contrastándola con los edulcorantes procesados de la caña, por tanto consumidlo con moderación.

🍁 2. ¿De qué está hecho el jarabe de arce?

El ingrediente básico es la savia extraída del xilema del arce azucarero o de otras especies como el arce rojo y el arce negro. Consiste principalmente en sacarosa y agua, con pequeñas cantidades de los monosacáridos glucosa y fructosa del azúcar invertido creado en el proceso de ebullición.

🍁 3. ¿Por qué el jarabe de arce es tan caro?

Se necesitan 30-50 galones de savia para hacer un galón de jarabe ¡una cantidad de savia que puede tomar un solo árbol de arce maduro y toda la temporada de azucarado para producir! Así que en realidad no es caro, su precio es el reflejo justo de su producción intensiva.

🍁 4. ¿Para qué sirve el jarabe de arce?

El sirope de arce puro no sólo es bueno para el organismo debido a su alto contenido en antioxidantes, sino que cada cucharada ofrece nutrientes como riboflavina, zinc, magnesio, hierro, calcio y potasio, además tiene menos calorías que la miel y es libre de grasas.

Igualmente beneficia la digestión y al sistema circulatorio.

Conclusión

Todos los siropes de arce mostrados en el listado son realmente exquisitos para los desayunos, meriendas o simplemente endulzar el café, no obstante, si estáis buscando un producto para regalar a alguien especial, optaría por el sello Escuminacya que es de gama alta, galardonado por su sabor acaramelado y notas de centeno, además es 100% puro y a buen coste.

Otra excelente alternativa pero ya para grupos familiares, es la versión rendidora de 1 litro de Kirkland (producto 4), quienes tienen 200 años de tradición, garantizando sabor, pureza y minerales.

Deja su mensaje