mejor-termómetro-de-cocina

Hace poco, como tú, seguramente, me pensaba que tener el mejor termómetro de cocina era para chefs profesionales. Pues, la verdad es que está muy lejos de ser un capricho pijo, es una herramienta verdaderamente necesaria para que los platillos siempre estén en su punto y que nos permite seguir recetas del tipo: “Debe darle vuelta cuando haya alcanzado los 120°C” y seguirle las pista con ese nivel de precisión.

Los Mejores Termómetros de Cocina

¿Cuál es el mejor termómetro de cocina?

Ahora mismo la pregunta del millón es cómo encontrar un termómetro de cocina con una excelente relación calidad precio y es más fácil de lo que seguramente ahora estás pensando. Lo primero es que de ajustarse a tus necesidades. Una característica conveniente es que tenga pantalla para poder leer bien las temperaturas, así como que tenga la capacidad de mostrarlas en celsius y fahrenheit, para poder seguir hasta recetas internacionales.

A continuación, os presentamos los mejores termómetros de cocina:

1. Termómetro de cocina digital de Habor HCP1

Amplio y conveniente rango de medición

Iniciamos esta comparativa con este termómetro ideal para diversas situaciones, ya sea para ayudarte a preparar un pavo más jugoso, corroborar que el caramelo esté en su punto o que la leche esté en la temperatura ideal. Esto es posible gracias a su amplio rango de medición, que es de -50° a 300°. Por si fuera poco, es un modelo inteligente que ahorra su propia energía al apagarse automáticamente después de 10 minutos de inactividad. Además, es seguro para la salud de tu familia ya que la varilla está hecha de acero inoxidable 304.

2. Termómetro de cocina profesional de ThermoPro TP02S

Lee temperatura en celsius y fahrenheit

Hablamos de un modelo profesional que es capaz de leer la temperatura de cualquier alimento en un corto periodo de entre 4 y 6 minutos. Lo guay de este modelo es que, a pesar de su alta tecnología, es bastante simple de usar, perfecto para todo público. Su diseño también es muy conveniente, ya que se puede llevar fácilmente a cualquier lugar, como al camping para hacer barbacoas perfectas. Cuenta con una sonda de acero inoxidable de 13,5 cm y de grado alimenticio con punta desplegable. Tiene amplio rango de temperatura de -50°C-300°C.

3. Termómetro de cocina para líquidos de Bonsenkitchen ST8730

Disponible en negro y en rojo

Una de sus diferencias del resto de los modelos que abundan por ahí es que este termómetro no sólo sirve para carnes y aves sino que también tiene una lectura muy efectiva en líquidos. Sea cual sea la circunstancia, su sonda de acero inoxidable de 24.5cm de largo es perfecta para una medición profunda y segura. Es un modelo confiable, ya que ofrece alta precisión de lectura, gracias a actualizaciones técnicas, y una amplio rango de medición, de  -50 °C a 300 °C. Además, es de fácil uso y ofrece facilidad de limpieza.

4. Termómetro de cocina con sonda de Uzone IP67

De fácil almacenaje y uso

Para la seguridad de los usuarios, este modelo es completamente a prueba de agua y está perfectamente calibrado para ofrecer lecturas precisas en cada cocción. Su sonda permite que sea ideal para una variedad de preparaciones, además es plegable, para que sea fácil de almacenar y llevar a donde sea que necesite su termómetro. Se trata de un modelo completo que, además del termómetro de lectura instantánea, incluye instrucciones para el usuario, una guía de temperatura de la carne, un cordón, dos baterías CR2032 y un abridor de tapa de batería. ¡Un equipo muy completo!

5. Termómetro de cocina con sonda de Hotportgift Dalu

Para todo tipo de alimento y usuario

Estéticamente es un muy bonito diseño de termómetro que engalanará tu cocina y que compagina muy bien con casi cualquier decoración. Pero no todo se queda en lo bonito, es también muy eficiente y de gran calidad. Es un modelo multifuncional que es capaz de medir de modo preciso la temperatura de alimentos y bebidas, esta información la muestra directamente en su cómoda pantalla digital, lo que permite una fácil lectura para todo tipo de usuario. Tiene un muy buen rango de medición que va de  -50 °C a +300 ° C.

6. Termómetro de cocina con sonda de Hotportgift

Manejo intuitivo

Tiene un gran acabado, lo que hace que sea no sólo bonito sino de calidad. Una de las cosas que más gusta a sus usuarios es que tiene varias opciones de lectura y medición de temperatura que se pueden ajustar a través de su pantalla digital. Una vez se estabiliza en el primer uso, es capaz de ofrecer una excelente precisión. Es ligero y fácil de usar. Por otro lado, puede utilizarse para realizar carne a la parrilla, pollo al horno o bien para medir la temperatura de lácteos durante la producción de un yogurt casero, por ejemplo.

7. Termómetro de cocina con sonda de kwmobile

Ideal para principiantes y profesionales

Ya ningún plato se pasará de cocción con este termómetro con sonda que ofrece una lectura exacta con tan solo pinchar un poco las aves o carnes con su sonda de buena calidad. También funciona introduciendo un poco dentro de una bebida o algún otro líquido. En su pantalla se puede apreciar claramente los grados centígrados o fahrenheit, en tan solo un par de segundos, lo que nos habla de un modelo eficiente y funcional. Su diseño está pensado para que pueda ser trasladado de un lado a otro de forma higiénica y conveniente.

Factores a considerar cuando escoges un termómetro de cocina

termómetro-de-cocina

A menudo vemos los termómetros de cocina con respeto, como algo de los profesionales o como algo hasta exagerado o innecesario. ¡Nada más lejos de la realidad! La verdad es que este artefacto puede hacer más por ti y tus platillos de lo que imaginas.

Por fortuna, podemos conseguir una variedad de termómetros de cocina, algunos se ajustan más a nuestro bolsillo que otros, pero a todos se les puede sacar partido cuando sabemos utilizarlo y cuando sabemos cómo escoger el mejor.

De buenas a primeras, todos puede parecer similares o incluso iguales, pero hay detalles que se esconden más allá de la apariencia y a los que hay que prestar especial atención para procurarnos tener el que mejor se ajusta a nuestra cocina.

  • Tiempo de lectura

A la hora de comprar un termómetro para alimentos, es importante valorar que no todos los modelos cuentan con el mismo tiempo de lectura. Algunos pueden tardar más que otros en mostrar el resultado de la temperatura actual de la preparación.

Algunos cocineros suelen preferir un termómetro de cocina de lectura instantánea, mientras a otros les da un poco igual si se tarda unos segundo más en mostrar la temperatura. Esto dependerá de la paciencia que tengas y del tipo de preparaciones que realices. Es bueno saber de antemano que no es un factor que esté a ligado a si es barato o si es de de gama alta, es independiente a esto.

  • Pantalla digital

Una pantalla lcd integrada al dispositivo es una de las características más visibles de un termómetro digital de cocina. Esta pantalla puede variar de tamaño, según el modelo que escojas y el tamaño de ella es lo determinará el tamaño de las letras, esto es bueno saberlo por si se te dificulta la lectura de caracteres pequeños.

Otra cosa a tener en cuenta a la hora de elegir tu termómetro digital de cocina y que puede reducir significativamente tu selección es que alguna de las pantallas incluyen luz de fondo y otras no. Una luz de foto permite la lectura nocturna.

  • Precisión

En mi opinión, sobre la marca o el precio, uno de los factores más determinantes a la hora de elegir qué termómetro de cocina comprar es precisamente este: la precisión. Y es que un termómetro es una herramienta en la que deberíamos confiar casi ciegamente a la hora de saber si nuestros alimentos tienen la temperatura adecuada.

La precisión de tu termómetro puede inferir en la preparación y afectar directamente la textura y el sabor de tu plato final. Es por eso que en la descripción del producto o en su propia caja, debes mirar cuál es el nivel exacto de precisión que provee el termómetro de cocina de que deseas comprar.

  • Longitud de la sonda

Los termómetros de cocina para carne, por lo general, vienen con sonda y las opciones que hay en el mercado cuentan con una variedad de longitudes para elegir. La mejor opción será el tamaño de la sonda que se adecue a tu tipo de cocina.

Sin embargo, es importante no sólo mirar la longitud sino asegurarse bien que sea de acero inoxidable de grado alimenticio, esto nos permitirá estar completamente seguros de que puede tocar nuestros alimentos y preparaciones sin suponer un riesgo para nuestra salud.

Tipos de termómetros de carne

mejor-termómetro-de-cocina

En general, cuando buscamos un termómetro de cocina, hay que saber por dónde mirar, lo primero es partir de para qué lo necesitamos o en cuáles preparaciones nos es indispensable, esto nos ayudará a determinar cuál de los tipos de termómetro necesitamos.

Hay un termómetro para cada cosa, prácticamente, hay para horno, otros con un diseño especialmente pensado para líquidos, para carnes y muchos otros modelos. Si trabajas con muchos tipos de platos, quizá te venga mejor uno que sea bastante versátil.

En el caso particular del termómetro para carne también se subdivide en dos categorías: el digital, con lectura instantánea y el de sonda con un cable. El primero toma tan sólo 10 segundos en indicar la temperatura de la carne y se puede utilizar en todos los cortes y diferentes tipos de carne, la diferencia es que no se puede dejar dentro durante toda la cocción.

Ahora bien, el segundo no provee la comodidad de un modelo inalámbrico, claro está, pero se puede dejar dentro de cualquier tipo de carne mientras se está cociendo dentro del horno o dentro de un sartén. De esta manera, nos va mostrando la temperatura de manera progresiva, hasta indicarnos cuando está finalmente lista para comer.

En términos generales, ambos son de buena calidad, pero en cuanto al precio, hay que decir que el primer modelo suele ser menos costoso que el segundo y en muchas ocasiones se diferencian por mucho.

Consejos para usar correctamente un termómetro de cocina

Usar un termómetro de cocina y saber usarlo, parecen lo mismo pero es bastante diferente. Y es que muchos empezamos utilizándolo por primera vez como si le estuviéramos midiendo la fiebre a un bebé y no es así. Sí, é que ahora te estás imaginando algo muy gracioso, pero creeme, suele suceder.

Lo ideal, especialmente cuando hablamos de termómetros digitales de cocina, es colocarlo sobre nuestros alimentos cuando sabemos que están cerca del final y no hacerlo a principio o en medio de la cocción.

Si lo colocamos repetidamente sobre el alimento, especialmente sobre la carne durante toda su cocción, podemos afectar significativamente la apariencia y el sabor de la misma.

Ahora bien, si el modelo que usas es el de sonda, lo ideal es que lo coloques unos 2 cm aproximadamente dentro de la parte más gruesa de la carne. En esta parte, nos ofrecerá una lectura mucho más precisa. Pero, ¡hey!, mucho cuidado no presionar demasiado la carne ni de tocar el hueso, mantén la sonda solo en la carne.

¡Ah! Y recuerda, la carne se estará manteniendo en cocción durante al menos 5 minutos después de sacarla del horno o del sartén, con lo cual, lo mejor será no esperar a que esté completamente hecha.

Preguntas frecuentes

La primera pregunta frecuente es ¿para qué lo necesito? y la segunda es ¿es verdaderamente necesario? Pues, si has llegado hasta aquí es porque ambas respuestas están respondidas y seguramente ya tienes en la mira tu próxima compra, pero esto no quiere decir que no haya aún algunas preguntas por resolver.

Después de leer muchos foros especializados y escuchar las preguntas que me hacen, incluso de acordarme de la mías cuando compraba un termómetro de cocina por primera vez, he decidido darle respuesta a esas preguntas que nos dan vueltas en la cabeza una y otra vez. Sí, claro, sólo a las referentes al termómetro de cocina, desafortunadamente todavía no sé si fue primero el huevo o la gallina.

🌡️ 1. ¿Qué es un termómetro de cocina?

También llamado termómetro culinario es una herramienta que nos permite medir la temperatura de nuestros alimentos, es especialmente utilizado en la de carnes, especialmente los asados y filetes, pero incluso puede utilizarse en líquidos, como leche o el aceite, por ejemplo, o en otras preparaciones. Lo que nos permite es saber cuál es el estado del alimento y asegurarnos de que esté completamente hecho por dentro.

🌡️ 2. ¿Cómo desinfectar un termómetro de cocina?

Como este artefacto está en contacto directo con nuestros alimentos, es muy importante lavarlo y desinfectarlo después de cada uso para que no se convierta en un propagador de gérmenes y para que esté listo para ser usado en nuestra próxima preparación.

Para usar el método de calibración con agua hirviendo, calienta agua limpia del grifo en un recipiente hasta que alcance el punto de ebullición. A continuación, debes sumergir la varilla de tu termómetro para alimentos en el agua hirviendo a una profundidad mínima de unos 5 cm y esperar al menos 30 segundos apróximadamente.

🌡️ 3. ¿Dejas el termómetro de cocina en el horno?

Cómo hemos adelantado unas líneas atrás, esto dependerá del tipo de termómetro que tengas, en el caso del termómetro de cocina con sonda, sí que es verdad que lo ideal es que se coloque antes de meter la carne al horno, a la parrilla o al sartén y que permanezca durante toda la cocción para que nos vaya marcando su temperatura interna. Se debe colocar en la parte más gruesa de la carne. Sin embargo, en el caso de un termómetro digital, esto no es aconsejable, es mejor introducirlo al final de la cocción.

🌡️ 4. ¿Cómo sé que mi pollo está hecho usando un termómetro de cocina?

En el caso de un termómetro con sonda, veremos cómo irá la temperatura en ascenso hasta llegar a la temperatura deseada. Lo recomendado es que esté a pocos minutos de alcanzar la temperatura ideal, cuando lo vayas a sacar porque, estando fuera del horno, seguirá cociéndose con el calor interno al menos por unos 5 minutitos más.

Ahora bien, si hablamos de un termómetro digital, lo será ir mirando que el pollo se vaya poniendo dorado. Cuando visualmente miremos que está listo, abrimos el horno y le colocamos el termómetro de cocina dentro, en la parte del muslo, cerca del pecho y la pierna, evitando tocar sus huesos. Si el termómetro marca entre 160 ° y 165 °, ya puedes sacar tu pollo ¡está hecho!

🌡️ 5. ¿Un termómetro de cocina funciona en líquido?

Sí, de hecho hay modelos pensados precisamente para ser usados en líquidos. En el caso del aceite, lo podemos usar para medir que esté lo suficientemente caliente antes de poner a freír algún alimento, esto para evitar que absorba demasiado aceite.

Por otro lado, si colocas tu termómetro de cocina en cualquier líquido, como la leche, debes saber que de 0° a 4° grados celsius es un rango seguro. Pro en muchas preparaciones, sobre todo en postres, te pueden pedir que ciertos líquidos estén en una temperatura específica y en eso te puede echar una mano tu termómetro de cocina.

🌡️ 6. ¿Cómo sé que mi termómetro de cocina es seguro?

Lo primero es asegurarnos de qué tipo de termómetro de cocina tenemos y usarlo de la mejor manera. Por ejemplo, ya sabemos que los digitales no son seguros para dejar con los alimentos durante toda su cocción, sino que nos corroboran la temperatura de ellos cuando los sacamos de horno o de los fogones.

Los termómetros de marcación aptos para horno permanecen en su lugar mientras se cocinan los alimentos, no se mueven. Recuerda que lo ideal es insertarlos al menos a 2 cm de profundidad en la parte más gruesa de la comida a la cual deseas tomar la temperatura y leer en uno o dos minutos.

🌡️ 7. ¿Los termómetros de cocina digitales vencen?

Tu termómetro sí que durará, pero necesitas manejarlo con cuidado e higienizar en cada uso. Recuerda que está siempre en contacto con algo muy importante ¡tus alimentos!

Hay que saber también que sin importar si es el más asequible o no, tu termómetro es bastante frágil y hay que manejarlo con cuidado, sobre todo porque cuenta con mercurio y a eso hay que tenerle respeto.

Pero no sólo es eso, también el contacto metálico, o la puntita del termometro, puede ser bastante frágil y está sometido a un uso diario, con lo cual, puede que se afloje con el paso del tiempo, lo cual puede conducir a una lectura errónea.

Deja su mensaje