Los-tipos-de-carne-asada

Last Updated on junio 26, 2021 by Orizonia

¿Pensando en hacer barbacoas durante el verano? Conoce cuáles son los mejores tipos de carne asada, no te quedes solo con unas hamburguesas de res (aunque están muy buenas) cuando puedes hacer pollo, cerdo, cordero ¡incluso pescado!

No todos los cortes de la carne son iguales y aquí te los explicamos todos.

Tipos de carne asada

La carne para barbacoa no se trata nada más de un churrasco o un T-Bone a la parrilla, hay muchos otros cortes, incluso diferentes a la ternera, que puedes hacer con este método de cocción.

Si quieres enterarte de todos, sigue leyendo nuestra selección de los diferentes tipos de carne asada:

1. Cortes de carne de res para asar

Tipos-de-carne-asada-cortes-de-carne-de-res-para-asar

Si hablamos de barbacoa, a muchos se nos viene a la mente la carne de res. Jugosa, con un punto de medio cocinado y, sobre todo, deliciosa.

¿Cuáles son los cortes más apropiados para hacer a la parrilla? Los siguientes:

  • Ojo de bife

Conocido también como ribeye, se refiere a un filete que se extrae de la costilla de la ternera, específicamente entre las costillas seis y la doce y que es ideal como carne para barbacoa.

Lo que caracteriza a este corte es su textura suave y tierna, esto es debido a que viene de los músculos poco trabajados de la vaca o el buey, es decir, la parte superior del costillar.

Para reconocer un buen ojo de costilla, tienes que buscar:

  • Un buen marmoleo
  • Contenido de grasa natural
  • Color rojo claro
  • Textura firme
  • Grasa blanca y brillante de textura cremosa

Dependiendo de su marmoleo, el sabor mejora, al balancear la cantidad de grasa de la carne magra.

  • New York steak

Este es un corte muy versátil, que bien puedes hacer a la parrilla o al horno, esto al tratarse de una pieza ligeramente magra y sin hueso.

Se caracteriza por tener un marmoleo medio y una textura firme, de allí la recomendación de preparar el corte en termino tres cuartos, así no perderá su jugosidad al asar.

Proviene de la parte media/baja del lomo de la ternera, un músculo que se trabaja poco, por lo que tiende a ser tierna.

  • T-Bone

Su nombre nos dice mucho sobre este tipo de corte, al tratarse de un filete que cuenta con la presencia de un hueso en forma de T.

Un buen filete T-Bone, no debe sobrepasar los tres centímetros y reúne dos piezas de carne deliciosas: el solomillo y el entrecot.

Proviene de la parte baja del lomo de la vaca y el corte se realiza de forma transversal en las costillas.

También, debes saber que existen diferentes clases de T-Bone, ya que el corte puede hacerse en partes más altas del lomo, dejando dos partes de entrecot y sin el solomillo.

  • Entraña

Un corte conocido como arrachera en diferentes partes del mundo, como en México, que proviene del costillar de la res.

¿Qué caracteriza a este corte?

Al ser una carne muy fibrosa, incluso cuando está cruda, tiende a ser bastante dura, por esta razón pasa por diferentes procesos para hacerla más suave, uno de estos puede ser el marinado que además cambian el sabor de la entraña a la brasa.

También existe la entraña fina, que es más tierna y delgada que la primera, por lo que no suele pasar por un proceso de tenderización.

  • Churrasco

El churrasco es una palabra que define diferentes comidas, pero todas tienen algo en común: carne asada a la parrilla.

En España, se denomina como churrasco a uno de los tipos de carne de res que se obtiene de la falda de la ternera, que es cortada de forma transversal y no sigue la forma de la costilla.

¿Sabías que Galicia es de las comunidades más conocidas por su carne de ternera? Sobre todo, del churrasco. De hecho, la carne de ternera gallega está amparada por la Indicación Geográfica Protegida “Ternera Gallega”, que certifica su calidad.

Apetéceche un churrasco galego? Eu!

2. Cortes de carne de cerdo para asar

tipos-de-carne-de-cerdo-para-asar

Si quieres variar la carne a la parrilla, puedes elegir el cerdo, al ser sumamente tierna y sabrosa, además de tener muchísimo sabor.

No debes temer por el consumo, SIEMPRE que la cocines de la manera adecuada, incluso cuando la haces en la barbacoa.

Veamos cuáles son los cortes más populares:

  • Costillas de cerdo

Un tipo de corte muy utilizado en la barbacoa, sobre todo si se trata de unas costillas ahumadas o en BBQ.

Las costillas de cerdo se refieren a todo el costillar del animal, contiene las partes óseas de la caja torácica y se pueden cortar los huesos en dos o tres partes.

Como dato curioso: cuando la porción supera el número de cinco costillas, se le denomina como rack.

  • Lomo de cerdo

Aunque se conoce por prepararse de forma frita, en bocadillo o embuchado -todas deliciosas-, el lomo o redondo de cerdo es sumamente versátil, por lo que es posible prepararlo en la barbacoa.

El lomo es una pieza del cerdo que se conoce por su poca cantidad de grasa, siendo prácticamente un corte magro, es perfecto si quieres una barbacoa más ligera.

  • Chuletas de cerdo

Las chuletas se obtienen del espinazo del cerdo, que suele contener una parte de vértebra y su parte de costillas.

Es muy común que se sirvan como porción individual, ya que tienen un tamaño bastante generoso y, para nuestra suerte: ¡son muy versátiles!

Se pueden marinar antes de meter a la barbacoa o incluso hacerlas ahumadas, incluso es bastante recomendado dejar las chuletas macerando horas antes para que adquieran un sabor de otra dimensión.

  • Solomillo

El solomillo es la parte más magra del cerdo, específicamente, se trata del musculo largo y estrecho que se encuentra en la zona lumbar, debajo del lomo, de allí su nombre so-lomillo.

Para reconocer un buen solomillo debes buscar:

  • Color rosa intenso.
  • Corte sin rastros de demasiada grasa.
  • Tira de asado larga y estrecha.

Es una pieza magra, al tener poca grasa y, además, por la zona de la que se saca, es una carne bastante tierna y jugosa.

  • Falda de cerdo

Es una pieza que se obtiene del área del costillar lateral, donde se separa la parte de la carne y grasa que se encuentran adheridas al hueso.

Las características de este corte es que combina tanto la carne magra, como betas de grasa y fibra, lo que se traduce en un excelente sabor al llevarla a la barbacoa.

  • Salchichas

Un embutido a base de carne picada, donde se incluyen partes del cerdo como la grasa, vísceras o la sangre (en el caso de la morcilla).

Las salchichas son excelentes complementos de un asado, se pueden hacer de diferentes formas, aunque, su consumo debe ser prudente, al considerarse como una carne procesada que, de acuerdo a estudios, podría estar relacionada con la aparición de diferentes tipos de cáncer, cosa que señala la OMS.

  • Chorizo

Siempre escuchamos que no hay nada más español en gastronomía que una paella, aceite de oliva o jamón ibérico, pero habría que darle su buen lugar al chorizo, un embutido que tiene su origen en la península.

Se trata de un embutido curado, que está elaborado con carne de cerdo picada y otros ingredientes característicos como el ajo y por supuesto, el pimentón.

DATO CURIOSO

El pimentón fue incorporado a la cocina española en la Comarca de la Vera, fue traído de América, posteriormente a la colonización e incluso hay recetas que datan del siglo XVI.

Para parrilla, existe el chorizo para barbacoa y sirven tanto de acompañamiento, como una receta única.

Ten en cuenta que la parrilla debe estar muy caliente antes de poner los chorizos encima y lee con atención, contrario a diferentes creencias: NO DEBES PINCHARLOS, esto es importante para que no pierdan su jugosidad al cocinarse.

3. Cortes de carne de pollo para asar

tipos-de-carne-de-pollo-para-asar

El pollo también es una carne que podemos aprovechar en una barbacoa y, como otras proteínas animales, hay diferentes cortes que pueden ser utilizados.

Si te preguntas cuáles son, te los explico ahora mismo:

  • La pechuga de pollo

Pocas cosas son más versátiles que un par de pechugas en la cocina, puedes freírlas, hacerlas al horno, desmenuzarlas, ponerlas en un caldo, pollo teriyaki, pollo al limón… en fin, me entiendes cuando digo que las pechugas dan para mucho.

Y también pueden hacerse a la barbacoa, la mayor ventaja es que ya están listas para cocinarse, normalmente vienen bastante limpias y sin hueso, así que es solo cuestión de sazonar al gusto y poner a la brasa.

También puedes prepararlas en la barbacoa, para luego cortarlas y disfrutar de otros platillos como unas buenas fajitas mexicanas.

Eso sí, ten en cuenta que el sabor dependerá, en gran parte, de lo que uses para adobarlas y que un exceso de cocción puede dejarlas secas.

  • Alas de pollo

¿Buscas un buen entrante para tu barbacoa? Entonces elige las alitas de pollo, un complemento ideal y muy sencillo de preparar.

Mi consejo es que siempre que prepares alas en la barbacoa, las marines previamente, esto hará que tengan mucho más sabor y que se cocinen más rápido.

Asegúrate de que las alas estén limpias, sin ningún tipo de pluma y también, te recomiendo dejar la piel y que al momento de cocinarlas las brasas no estén muy altas, lo mejor es que se cocinen lentamente para evitar que queden crudas.

  • Contramuslos

Es de las partes más jugosas del pollo junto a los muslos y un buen consejo es la de deshuesar la pieza antes de lanzarla a la barbacoa, de esta manera, se cocinará mucho más fácil y también será más sencillo comerla si no tiene huesos.

Al tener una cubierta de piel, se recomienda sellar la misma, de esta manera quedará tostada por fuera y jugosa por dentro.

  • Jamoncitos o muslos

Otra de las partes más buscadas cuando se trata de barbacoas son los muslos o jamoncitos de pollo, siendo una parte delicada, jugosa y muy fácil de comer, incluso pudiendo hacerlo directamente con las manos.

  • Corte mariposa

Esta es una técnica de preparación donde el pollo es cortado a la mitad, por lo que su forma es semejante a la de una mariposa.

¿Qué se logra con este tipo de corte?

Conseguimos un pollo cocinado a totalidad, haciendo que las pechugas queden menos secas que poniendo la pieza de ave entera sobre la parrilla.

Para hacer este corte, es recomendable utilizar unas tijeras de cocina y un cuchillo muy afilado que te permita cortar la columna vertebral, retirarla, dar la vuelta al pollo y romper el esternón para quedar con la forma deseada.

4. Cortes de carne de cordero

Cortes-de-carne-de-cordero-para-asar

Aunque normalmente una barbacoa de cordero incluye al animal entero, también es cierto que se pueden aprovechar diferentes piezas para hacerlas a la parrilla.

¿Ganas de saber cuáles son las mejores? ¡Continúa leyendo!

  • Pata de cordero

Las piernas del cordero son las de la parte trasera, se caracterizan por tener una carne magra, pero, debes tener en cuenta que no es tan jugosa o tierna como otras piezas de este animal.

Lo que sí es que son bastante versátiles, al poder prepararse enteras, deshuesadas o en forma de chuletas.

  • Paletillas

Se conocen como paletillas a las patas delanteras del cordero y si en algo resaltan, es que, aunque tienen poca carne, esta es muy sabrosa por estar unida al hueso.

Son muy apreciadas no solo por su sabor, sino también por su textura y la mejor forma de comerlas es asadas al tener mayor concentración de grasa.

  • Chuletas

Las chuletas se obtienen del despiece de las costillas, siendo un plato muy buscado por tener una carne con hueso que resulta muy jugosa.

  • Falda

Aunque era de las partes menos apreciadas del cordero, hay que resaltar que de esta pieza se saca el churrasco, una pieza llena de sabor y muy buena a la brasa por su contenido de grasa.

Se obtiene del abdomen y no solo sirve para barbacoas, también es una carne apta para guisos, estofados y ragús.

5. Cortes de pescado para asar

tipos-de-pescado-para-asar

Aunque muchos apuestan por el pollo, carne o cerdo para sus barbacoas, el pescado también es excelente para poner sobre la parrilla, pero OJO, que debes tener cuidado y seguir algunos consejos:

  • Los pescados de piel delicada se pueden envolver en papel de aluminio para evitar que la carne pueda desmenuzarse o pegarse a la parrilla.
  • Hay cortes que por su piel más gruesa puedes poner encima de la parrilla para sellar.
  • Es importante que el pescado se ponga a un palmo de las brasas, aunque es algo que depende de su tamaño.
  • Se pueden hacer cortes diagonales cuando el pescado es muy grande, así te aseguras de que se haga bien por dentro.
  • Puedes añadir un poco de aceite a la piel para evitar que se pegue.

Y ¿qué pescados son los mejores para hacer a la parrilla o barbacoa? Los siguientes:

  • La dorada, lubina o rodaballo.
  • Pescados blancos como la merluza (mejor hacerlo dentro de papel aluminio).
  • Salmón.
  • Jurel.
  • Caballa.

Ahora que conoces todos los tipos de carne para asar, ¿Qué esperas para hacer una buena barbacoa? Sorprende a tu familia y amigos y cuéntanos los resultados. ¡A cocinar!

Deja su mensaje